viernes, 28 de diciembre de 2007

por un mundo más justo

Estaba buscando entre libros y algunos artículos que guardaba en mi archivo algo que postear, algo para compartir con tod@s. Algo que tenga que ver con la solidaridad y la ternura. Con la comunión, el con-partir y la con-vivencia. Sin embargo, y como siempre, el deseo de que mis palabras lleguen hacer exactas, de mi parte, es imposible. Soy un aprediz de escribiente..., plasmar las ideas, escribir lo que piensas y que se transmita lo que quieres, es una tarea un tanto difícil para quienes, como yo, somos apredices de la escritura. Empero, les dejo con los deseos de Boff, que en el fondo, son los míos, los firmo hasta con los ojos cerrados, deseos para este año que recién esta por comenzar. zorionak eta urte berri on. feliz año nuevo.

Oscar Niemeyer y el comunismo como valor

Leonardo Boff
A pesar del abatimiento nacional e internacional de este agónico 2007, tuvimos el día 15 de diciembre una discreta alegría: los cien años de nuestro más ilustre arquitecto brasileño, Oscar Niemeyer. Su voz suave y cansada nos convoca a la solidaridad y a una gran simplicidad de vida.

Su visión del mundo se funda en el comunismo, al cual fue fiel durante toda la vida, en tiempos y contratiempos. Pero se trata de un comunismo como valor ético, que se propone rescatar de la sociabilidad humana la capacidad de sentir al otro y de caminar con él como compañero y no como competidor. «Es necesario mirar al otro, ser solidario; las personas que sólo piensan en sus profesiones no ven la pobreza; sólo quieren ser triunfadores». Para él lo importante «no es ser arquitecto, ser especialista, ser mundialmente reconocido. Lo importante es la vida y la amistad. La palabra más importante de mi vida es solidaridad».

Esta solidaridad, especialmente para con los pobres, lo vuelve sencillo, como simples son sus formas arquitectónicas. Vive la verdadera humildad de quien comulga del mismo humus (de donde viene humildad): «todo el mundo es igual; la persona viene a la Tierra, cuenta su pequeña historia y se va».

Nunca olvidaré una larga conversación con él durante un almuerzo en Petrópolis al final de los años 70. Aquel día acababa de volver de Cuba. Eran aún tiempos de relativa abundancia, antes de la caída de la Unión Soviética. Le contaba que el sistema de salud era universal, que la educación era abierta para todos, independientemente de su extracción social o racial, que no se veían favelas en la isla y cómo la población había incorporado una vida de austeridad compartida. Y le refería las largas charlas con Fidel, hasta altas horas de la noche, sobre religión y la teología de la liberación, teología que intenta hacer del cristianismo una fuerza de transformación histórica contra la pobreza y la marginación social. Le decía, citando a fray Betto: «Cuba parece como un Estado de Bahia que funciona, que resultó bien». Vi que Oscar oía todo atentamente y sus ojos brillaban de satisfacción.

Cuál no fue mi sorpresa cuando días después leí en la Folha de São Paulo un artículo suyo sobre nuestra conversación con un dibujo de su autoría: dos montañas, una de ellas con una cruz encima. Y allí decía: «bajando la sierra de Petrópolis, yo que no creo rezaba al Dios de fray Boff, para que aquellos beneficios que Cuba realizó para su pueblo, llegasen también, un día, al pueblo brasilero». Por su solidaridad con el pueblo cubano, que sufre todavía un atroz embargo impuesto por Estados Unidos, ha abierto en Cuba un puesto avanzado, una escuela de arquitectura, sin ganancia ninguno, solamente el necesario para mantener la oficina.

Personas así nos hacen creer que el ser humano es rescatable, que la voracidad de la acumulación privada de riqueza distorsiona el sentido de la vida, que el ideal capitalista es profundamente perverso porque es inhumano, nada solidario y sin ninguna conmiseración para con el prójimo.

Su mensaje principal que vale más que cualquier discurso de alguna autoridad religiosa fue expresado en el Jornal do Brasil del 21 de abril de este año: «Lo fundamental es reconocer que la vida es injusta y sólo dándonos las manos, como hermanos y hermanas, podemos vivirla mejor».

Con estas palabras cerramos el año 2007, con la esperanza de que el 2008 comience a realizar el sueño sincero de este anciano sabio y sencillo, que en la construcción de la catedral de Brasilia, con sus brazos extendidos al cielo, dio forma a su secreta mística de la solidaridad nacida del más puro ideal comunista.

tomado de Koinionia

jueves, 20 de diciembre de 2007

América del Sur y el acuífero Guaraní.

El agua.

La escasez del agua en muchos países del mundo nos hace pensar que las próximas luchas, guerras – impuestas –además del petróleo, vendrán, por tan preciado líquido.

Que no nos extrañe pues, cuando en el Paraguay ganen las elecciones los movimientos populares y partidos
políticos afines. Veremos cómo los gringos empiecen - si es que no lo están haciendo ya - a inventarse alguna "excusa" para que las bases militares gringas que yacen en él, en Paraguay, salgan argumentando que van a “proteger” y “defender” los intereses de sus empresas, cuando en el fondo van detrás de ese recurso tan esencial para la vida.

Pero ¿Qué hay en ese país - mejor dicho debajo - del territorio del Paraguay, Uruguay, Argentina, Brasil, para que los gringos estén poco a poco mostrando mas interés por esta región?.

El acuífero Guaraní puede ser una de la respuesta. Pero ¿Qué es el acuífero Guaraní?. L. Boff nos lo describe de manera sucinta en el siguiente artículo.


El Acuífero Guaraní

leonardo Boff

El agua potable es una de las mayores preocupaciones de la humanidad, pues solamente el 0,7% de ella es accesible al ser humano. Mil millones de personas tienen agua suficiente y dos mil millones y medio de personas no disponen de saneamiento básico. Como en la fase planetaria de la humanidad no hay un contrato social mundial que otorgue carácter civilizado a las relaciones entre los pueblos, son muchos los que postulan crear tal pacto en torno a lo que de un modo absoluto interesa a todos: el agua potable.

Brasil aparece como la potencia mundial de las aguas, pues aquí está el 13,8% de toda el agua dulce del planeta. Y todavía disponemos junto con Argentina, Uruguay y Paraguay del mayor acuífero (aguas subterráneas) del mundo, el Acuífero Guaraní. Posee un volumen mayor
que el de toda el agua contenida en los ríos y lagos de la Tierra. Para el interés de los lectores ofrecemos datos de tres especialistas del Paraná en su minuciosa investigación «Acuífero Guaraní» (2004), de Nadia Rita, José Roberto Borghetti y Ernani Francisco da Rosa Filho.

En primer lugar cabe decir que no se trata de un lago subterráneo, sino de una cadena inmensa de aproximadamente 1,2 millones de kilómetros cuadrados de rocas arenosas saturadas de agua que quedan, en promedio, entre 70 y 800 metros bajo el suelo, atravesando 8 Estados (70,2% del área del acuífero)): Goiás, Minas Gerais, Mato Grosso, Mato Grosso do Sul, São Paulo, Paraná, Santa Catarina y Rio Grande do Sul. El área total del acuífero es de 1.195.500 kilómetros cuadrados, superior a la suma de Francia, España e Inglaterra juntas.

Su origen geológico es muy curioso. El acuífero está asentado sobre un desierto prehistórico, de la era mesozoica (hace unos 200 millones de años), sobre el cual los vientos formaron extensos campos de dunas. En el período del cretáceo (hace cerca de 125 millones de años) hubo formidables erupciones volcánicas que recubrieron de lava toda
aquella región arenosa. Surgió lo que hoy se llama Formación Sierra General (Serra Geral). La lava solidificada selló la arena de alta porosidad permitiendo una gran acumulación de agua, cerca de 48.000 kilómetros cúbicos (o billones de litros). El potencial de extracción sin riesgos para el acuífero es del orden de 40 kilómetros cúbicos anuales (40 billones de litros). El acuífero no es continuo. En varios lugares como en el Paraná está completamente compartimentado, existiendo una especie de diques verticales basálticos que aíslan las aguas, habiéndolas almacenado por un período de hasta 30.000 años.

Hay tres tipos de agua en el sistema Guaraní, típica agua dulce con total mineralización, agua salobre y agua alcalina. El principal uso de las aguas en Brasil es para el abastecimiento de la población (70%), para uso industrial (25%) y para turismo hidrotermal (5%). Eso se hace allí donde aflora o mediante pozos cuya profundidad varía de 300 a 800 y hasta 1.795 metros de profundidad, según las regiones, con flujos del orden de 75 a 520 metros cúbicos por hora.

Los estudios han mostrado que las aguas del Acuífero Guaraní todavía están libres de contaminación. Pero en regiones de recarga, especialmente de intensiva actividad agroindustrial, como en Ribeirão Preto, Araraquara y Piracicaba, la vulnerabilidad es mayor en razón de los pesticidas.

Como el acuífero involucra a cuatro países, se están formulando políticas comunes en el sentido de preservar este bien natural e imprescindible y hacerlo disponible no sólo para nosotros, sino también para la humanidad sedienta y hambrienta.

Tomado de koinionia

Mas información en: agua. org y en: Koeyú latinoamericano.

sábado, 1 de diciembre de 2007

A Vargas Llosa con cariño

La estupidez también se escribe en los periódicos.

Leyendo a vargas llosa sobre la cumbre de presidente latinoamericanos en Chile me he dado cuenta, que el servilismo intelectual de ciertos latinoamericanos, todavía en pleno siglo XXI le siguen rindiendo pleitesía a la corona y más de alguno es bufón de reyes y del capitalismo.

He de reconocer que, le leo, “mea culpa” por ello. Y yo, de vez en cuando leo sus escritos para comprobar lo que un día me dijo un amigo español “Vargas Llosa podrá escribir novelas más o menos bien, pero en cuanto a personas, con valores que defiendan a la humanidad, es ‘una boñiga’...”. Y pido disculpas a los pobres de América latina porque éste señor no nos tiene estima, es más, despotrica de nosotros allá por donde va. Escribe groserías, nos insulta y nos falta el respeto.

Cuando lo lees, entiendes la sutiliza servil de los intelectuales, al excusar a sus amos, y arremeter con verborrea visceral contra dirigentes que no son ni serviles ni tontos, ni mucho menos panfletos intelectuales que se cubren de un hálito de conservador, y que con alharacas extremas, fascinan y adulan al imperio, insultando a la inmensa mayoría latinoamericana. Entiendes que no es lo mismo ser escritor fetichista del dinero y político mal avenido (después del fiasco electoral que se llevó en Perú, no entiende que la mayoría latinoamericana prefiero el rojo rojito) que defender - y tener - valores éticos y morales de justicia, equidad y solidaridad. Ese susodicho señor no los tiene. Sus escritos aparecen de continúo en los periódicos españoles, y al leerlos te das cuenta que todavía hoy existen pequeños fanfarrones de la literatura, obtusos, pusilánimes revanchistas y serviles al mejor postor en política y, a la sutiliza hedionda del “saber estar y del saber escribir” a manos de la corona y de unos dólares/euros más.

La catadura moralde este señor - si la tiene - sólo se entiende cuando lo ves lamiendo las botas por medio de sus escritos y de aquellos que por razones que rondan la estupidez, invaden pueblos, y asesinan a miles de personas. Este personaje mas parecido a uno de sus novelas..., se inventa hasta su democracia, que es la democracia de quien tiende una mano y en la otra un puñal(bombas y torturas) a millones de iraquíes y él ponzoñosamente justifica.

Nos ha vuelto a sonrojar leyendo uno de sus últimos escritos sobre la cumbre en Chile, “El Comandante y el rey”. Ojo, no transcribo ni lo pongo a pie de página, porque no quiero que el periódico en el que apareció este artículo, me ponga una querella judicial. Mas al respecto en rebelión y en Kaos

Cuando vas entrando en la lectura, él va dejando claro a quien tiene que defender. Nunca he podido entender como alguien puede permitirse el arrojo de insultar a pueblos, a personas, a presidente elegidos democráticamente, por no compartir sus puntos de vista, él se encarga de insultarles y con ello insulta a millones de latinoamericanos.

Es más fácil para este “tipejo” escribir bondades a la sin razón, a la estupidez que a la solidaridad, la justicia, igualdad. Pero él quieto a las “máquinas del bien pensar”, entiéndase capital escribe como quien espera que le rosen la espalda, los poderosos. Porque son ellos quienes le pagan, para que escriba los insultos, ya no sólo a los presidentes, si no a la población. Cómo se explica uno que llegue a insultar a todo un continente latinoamericano (entiéndase: inmensa mayoría del pueblo; mestizo, indígena, negros etc.) y no al puñado de soba levas imperiales, aquellos que desprecian las culturas originarias del continente. Es él, Vargas llosa quien insulta a nuestros indios, mestizos, negros, a los millones de pobres latinoamericanos que han estado excluidos durante muchos siglos por una élite racista, que han servido, desde siempre, a intereses foráneos y no al pueblo pobre latinoamericano.

Ahora defender la igualdad, solidaridad y la causa de los pobres, le llaman populismo, es más por querer socializar la riqueza que generan le llaman populista.

Para él, es mejor ser un pelele servil a los servicios de las transnacionales y a los Euros que servir a una causa solidaria, equitativa y revolucionario en el sentido amplio de la palabra. Para él, para Vargas Llosa no existe ser latinoamericano de las amplias mayorías pobres del continente. Para él, es mejor seguir siendo de la élite más reaccionaria y fascista, donde el enriquecimiento ilícito es la norma. Prefiere las desapariciones forzadas, operación cóndor, el aniquilamiento a los movimientos populares que siguen latiendo en todo el continente. Él prefiere a presidentes sumisos que en vez de denunciar la usurpación, el saqueo, ayuden a los saqueadores a llevarse nuestras riquezas.

¿Quién es mas obtuso y lívido en su razones? El que quiere mejorar la vida de millones de pobres del continente o aquél que defiende a una minoría rica y que se vuelve animal con sus ciudadanos, dejándolos en el olvido social, y negándoles la educación, la cultura, la salud etc. La respuesta es evidente, este señor Vargas Llosa esta con los mancebos del capital, se siente cómodo, servil, y con su verborrea sutil de la mentira denigra a la inmensa mayoría de nuestros pueblos latinoamericanos...

Lo bueno a pesar de todo es que la inmensa mayoría de latinoamericanos va tomando conciencia y participa por medio de las elecciones, eso es lo que no les gusta, que opten por hacer - y construir - país desde la óptica latinoamericana. Y pese a quien le pese, duela a quien le duela, si a este señor Vargas Llosa no le gusta lo que algunos pueblos de América latina eligen, pues que se quedé en su casa de Inglaterra.

Con sus escritos demuestra su catadura moral y ética imperialista porque se echa a los brazos de quien le paga... en la historia de la humanidad siempre ha habido señores que venden a su madre, a su pueblo por un puñado de monedas de oro (Euros), y, Vargas Llosa que va de “demócrata” por el mundo, demuestra que las democracias para él, son aquellas que son impuestas por los amos. Demuestra con sus escritos, la democracia que él entiende. Es una democracia que sirva al capital. América latina esta despertando y ya han pasado los años, en que ciertos “intelectuales” se dejaban que les dieran palmaditas en la espalda, mientras eran asesinados por dictaduras militares y gobiernos seudo democráticos, al servicio de las corporaciones extranjeras y a gobiernos imperialistas. Como decía Benedetti, dime como piensas y te diré ¡go home!


tomado de Kaos en la Red

jueves, 29 de noviembre de 2007

Chávez y la izquierda latinoamericana

Jesús Arboleya Cervera

A raíz de la convocatoria a un plebiscito sobre reformas a la Constitución venezolana, se ha desatado una impresionante campaña internacional contra el gobierno de Hugo Chávez en Venezuela. El inusual exabrupto del rey Juan Carlos en la Cumbre Iberoamericana; la patada de Uribe a la mesa de negociaciones con la guerrilla colombiana, donde Chávez actuaba como mediador; incluso las quejas de Michele Bachelet, que lo culpa de los precios del petróleo, son demasiados incidentes para suponer que se trata de una mala racha. El único que no ha hablado es el gobierno norteamericano, no le hace falta.

No existe un medio informativo, integrado de una forma u otra a las redes transnacionales de comunicación, que no haya destacado estas noticias, presentándonos a Chávez como un megalómano desquiciado, con tan poca educación que es capaz de insultar a personas tan venerables como su majestad, cuya “alma de dictador” queda en evidencia, por la supuesta represión a los “inocentes” estudiantes que actúan en su contra. Ni que decir de la naturaleza democrática del plebiscito: “Que sean o hayan sido populares y ganaran elecciones no hace de ellos demócratas”, ha dicho Vargas Llosa, en el famoso artículo que El País quiere prohibir citar a Rebelión, con lo que reproduce casi al calco, pero con otra intención, los argumentos del vicepresidente cubano Carlos Lage, en respuesta al alegato de Zapatero en defensa de José María Aznar. De lo que resulta, que ahora la derecha se apropia de la dialéctica y las sacrosantas elecciones, bajo cuya sombrilla se han instalado tantos gobiernos espurios, incluyendo el de George W. Bush, son y no son factor de legitimidad, depende de quien las gane.

De la derecha, que sí sabe lo que quiere, no podía esperarse otra cosa, pero la izquierda, al menos ciertos sectores de ella, es siempre más ingenua. La revolución bolivariana es un campo de batalla donde se han ensayado golpes de Estado, huelgas patronales financiadas por Estados Unidos, sabotajes a la industria petrolera y la planificación de magnicidios y otros actos terroristas, que incluyen el asesinato de jueces, incluso de personas inocentes, que después la prensa se encargó de achacar a las fuerzas chapistas, mediante un reportaje manipulado que ganó un premio del rey de España. Nada de ello debe sorprendernos, “cada revolución engendra su propia contrarrevolución”, nos dijo Carlos Marx, y el Che advirtió que las revoluciones eran muchas veces un proceso de “contragolpe”, porque sus enemigos no se quedaban con los brazos cruzados.

Este es el verdadero escenario de la revolución bolivariana, por lo que resulta descabellado suponer que la política de Estados Unidos hacia Venezuela está “signada por la inacción”, como afirman algunos especialistas. Va contra la lógica imaginar que la política norteamericana no emplea todo su potencial contra un proceso que altera su capacidad de dominio en la región y pone en peligro el control estratégico de los recursos energéticos del mundo, lo cual está en el centro de la doctrina de seguridad nacional de Estados Unidos y es la razón que los ha llevado a la guerra en el Medio Oriente. Miles de millones de dólares ha invertido el gobierno estadounidense en su ofensiva contra Venezuela, algunos son fácilmente rastreados a través de las “donaciones legales” de entidades públicas, mediante las cuales se santificaron los pecados antes achacados a la CIA, pero muchos más, y con fines más turbios, se invierten a través de sus servicios subversivos. Lo que no aparece en la política pública, se hace en secreto, y no existe patrón ético que limite estos esfuerzos. La revolución bolivariana no es una revolución pacífica y no es por su culpa.

Por tanto, resulta lamentable que ciertos sectores de la izquierda latinoamericana, especialmente algunos que se definen como intelectuales marxistas, no hayan cerrado filas en defensa de la revolución bolivariana y se desgasten, y nos desgasten, en disquisiciones filosóficas, que tienen poco asidero en la práctica y malamente sirven a ella. Mientras el pueblo venezolano sale a las calles en defensa de “su” presidente y Chávez despierta el apoyo popular en cualquiera de los países que visita, estos intelectuales marxistas se dedican a observar con un microscopio la “pureza” conceptual del movimiento revolucionario venezolano y descalificar su naturaleza socialista.

seguir leyendo... rebelión

jueves, 15 de noviembre de 2007

mártires de la UCA


A

Elba Ramos y su hija Celina Ramos de 15 años. Ignacio Ellacuría. Ignacio Martín Baró. Segundo Montes. Amando López. Juan Ramón Moreno. Joaquín López y López.

Esta por cumplirse el aniversario del asesinato de seis jesuitas y dos mujeres en la UCA El 16 de noviembre de 1989, el ejército maquinó en el estado mayor, acabar con la vida de los jesuitas, cuando ya no tenían otra alternativa que salir huyendo del país, ya que la ofensiva lanzada el 11 del mismo mes en la capital del país, auguraba el triunfo de la guerrilla. Hay quien afirma, años después, de que el FMLN había ganado la guerra y éstos ni se enteraron.

La respuesta del alto mando de la fuerza armada - a esa virtual derrota - y el presidente de entonces, tomaron la decisión, no sin antes consultarles a los gringos de asesinar a los intelectuales que habían denunciando los abusos que el gobierno de turno cometían, entre estos intelectuales, Ignacio Ellacuría... que por los medios de comunicación denuncio cientos de veces las violaciones a los derechos humanos, que el ejército con la ayuda prestada por la “inteligencia norteamericana”, cometían contra el pueblo pobre de el salvador, bombardeando indiscrimanamente a la población civil con la excusa de que eran base social de la guerrilla. también en constantes ocasiones denuncia la vinculación cuasi directa entre ejército y los escuadrones de la muerte.

La decisión de acabaran con la vida ocurrió la tarde del día miércoles, en el estado mayor de la fuerzas armadas, ahi se llevó a cabo dicha reunión que para que se sintieran sin culpa hicieron un rezo, llevada acabo por un pastor evangélico. cuando ellos creyeron que dios les iluminó, los asesinos, salieron en busca de sus presas. Seis jesuitas, una niña y su madre la cocinera fueron vil y cobardemente asesinad@s en los recintos de la Universidad. Los asesinos huyeron del sitio, no sin antes, dejar constancia que no habían sido ellos, como suele suceder en estos casos, ellos dejaron una nota donde firmaban con las siglas FMLN un leyenda que rezaba el porque de su ajusticiamiento. Este día, 16 de noviembre, pues, recordamos el martirio de estas ocho personas acribilladas por las manos asesinas y las balas de los gringos.

18 años después las venas de los pobres siguen abiertas en el país, las estructuras injustas del país que fueron la causa y el origen de la guerra, siguen intactas. La oligarquía que con su silencio y no condena aprobaron el magnicidio brindando con champan en sus residencias lujosas, ellos, siguen viviendo de los cristales rotos. la burguesía salvadoreña continúa dilapidando la vida de miles de salvadoreños. Las causas de la pobreza que tanto denunciaron varios de los jesuitas asesinados, siguen intactas. Y lo que es peor aún, si que puede serlo, es que los responsables de estas muertes - como de muchas que se cuenta por miles - hasta el día de hoy, no se ha hecho justicia.

Por más que nos quieran hacer creer que los culpables están en la cárcel, después de un juicio “justo” el 27 de septiembre de 1991 cuando, “un jurado” declaró culpables al director de la escuela militar de San Salvador, coronel Guillermo Alfredo Benavides, y al teniente Yusshy René Mendoza. La verdad, y los verdaderos responsables intelectuales, nunca se ha sabido.


Es necesario que se vuelva a abrir el caso para que la verdad prevalezca ante la mentira y la falacia montada entorno al juicio. A los responsables intelectuales que paguen por lo que maquinaron un día de 1989. Bien podíamos decir recordando a los mártires de la UCA, lo que aquella que canción popular nos decía "pateo la muerte tu rostro" que se escribió precisamente después de que miembros de la guardia nacional, asesinaran a otro jesuita salvadoreño, un 12 de Marzo de 1977, Rutilio Grande, y con él, un niño de la comunidad y un anciano.

Estas son nuestras fechas, las fechas de las amplias mayorías de el salvador que somos millones. Estas son nuestras memorias, no debemos de olvidar porque en nuestra historia colectiva se encuentra la responsabilidad de estos hechos no vuelvan a repetirse. Con el recuerdo de estas fechas hacemos que ellos, nuestros mártires, sigan presentes con nosotros. Y que todo su legado intelectual, sus opiniones escritas, radiales, televisivas etc... deben seguir dando y aportando, la denuncia que en su momento se hizo, porque las denuncias que Ellacú hacía al capitalismo, hoy neo liberalismo, tienen muchas mas vigencia que hace 20 años.

lunes, 12 de noviembre de 2007

¡Que se callen ellos!


A nadie se le escapa la discusión que ha suscitado la acusación y señalamiento que hizo Hugo Chávez a Aznar (en la Cumbre Latinoamericana de presidentes en Chile) Llamándole, fascista, el presidente de Venezuela ha dicho lo que millones pensamos de Aznar. También el monarca español espetó con prepotencia al presidente venezolano. El monarca mandó a callar al Presidente de Venezuela, cuando le pedía a Zapatero que le dijese a Aznar que dejara de ir por el mundo criticando al pueblo de Venezuela.

Quién mando a callar al presidente venezolano. El monarca español que fue puesto, a dedo, por el mismo dictador Franco. Fue Franco quién antes de su muerte y viendo la preocupación de esa España indivisible que él había creado, hizo que se reconociera en el parlamento español al Rey, al Rey español, por si alguien no lo sabía, lo nombró rey de España, un fascista, cercano a Hitler. El rey español garantizaría - y garantiza - para franco, la unidad de España, de esa España que Franco quería seguir manteniendo y seguiría - sigue en la figura del Rey- a su muerte.

Al Presidente Chávez lo han elegido por medio de las urnas, los venezolanos... la última de las elecciones, con más del 60 por ciento de los votos. A él si lo han elegido democráticamente mientras que al monarca español,
lo puso el mismísimo Franco. Podría seguir apuntando diferencias entre uno y otro. Pero me basta uno para sentenciar, como latinoamericano, quién tiene más derecho, desde el punto de vista democrático, ético-moral, los países latinoamericanos ya no son colonia de nadie, y no van a permitir que nadie imponga sus normas, en ese camino están varios países... Todos los que no compartimos que los imperios se impongan a base de corrupción, zaqueo, ni la imposición e ingerencias en asuntos internos de los pueblos latinoamericanos. Debemos de unir nuestras voces y gritar como Chávez a Aznar ¡fascista!, él pertenece a un partido que ha sido fundado por Manuel Fraga ex ministro en al época franquista.

Por si esto fuera poco Aznar tiene sus manos manchadas con sangre de miles de muertos en Irak, mujeres, niños, ancianos, hombres...,
ciudadanos anónimos de Irak que han muerto, y siguen muriendo por culpa del fascista Aznar, de sus mentiras y de su inventada guerra-invasión. Y, claro que fue elegido por una parte del pueblo español pero no por ello tenía que llevar al país a una guerra; cuando la inmensa mayoría de la sociedad española se opuso a esta guerra y dijo “No a la guerra", el señor Aznar junto con Bush y Blair ya habían tomado la decisión de invadir y bombardear a la población de Irak mucho antes y en los despachos, con la excusa de las armas de destrucción masiva, mandaron a los ejércitos a cometer matanzas indiscriminada contra la población civil iraquí con más de las mentiras que todos conocemos.

Se ha hablado más del pírrico, lívido y nimio discurso, el “primer discurso” elaborado por el monarca, y sólo duró, segundo y medio. Con sólo ese segundo ya nos hacemos la idea del talante, y de su capacidad intelectual del rey. Ha hecho ese discurso porque no tenía, a mano, a sus asesores-colaboradores, esas personas que le escriben sus discursos. Y como no los tiene a mano, es capaz de decir lo que dijo.
Quedó demostrado también, con sus palabras el poco(o nada) respeto que tiene a todos los mandatarios latinoamericanos, con su desplante, el que hizo levantándose y salir de la reunión, cuando hablaba otro presidente democráticamente elegido, Daniel Ortega, denota con ello, la prepotencia y el poco respeto, repito, que le tienen a los pueblo tanto de Nicaragua como al de Venezuela, a la inmensa mayoría del pueblo nicaragüense como venezolano.

Pero nadie va a hablar de ello. Más bien hablan de Hugo Chávez. No se está hablando de lo que realmente se discutió.
Ya nos hemos dado cuenta, leyendo en los periódicos españoles, el poco respeto que se les tienen a los presidentes como Chávez, Evo Morales entre otros. Si pusiera los epítetos con que se les dirigen a estos dos presidentes; las burguesías de ambos países y en los periódicos españoles. Esos medios escritos, televisivos y radiales, que defienden los intereses de las burguesía española y no, lo que dicen - o piensan – millones de ciudadanos anónimos españoles.

El que las empresas españolas quieran defender sus intereses, no es razón para que quieran imponer con resabios cantos imperialistas gobiernos títeres, a nuestros países. Queremos vivir en paz, sin injerencias de ningún tipo, es eso lo que reclaman la inmensa mayoría de pueblos de América latina, queremos ser nosotros los latinoamericanos los que elijamos a nuestros gobernantes. Ya es tiempo de que hablemos de igual a igual, y no que se llenen, de nuevo, de aires imperiales que de eso, ya estamos cansados.

América latina ya las experimentó por muchos años. Primero con la corona española, y con el imperio gringo..., imponiendo a base de intervenciones militares, golpes de estado “Desde la mitad del siglo XX EEUU ha derrocado 50 gobiernos elegidos porque no los controlaban y sus multinacionales tenían por delante el control de sus robos. Por medio de los golpes de Estado los gobiernos de EEUU han asesinado a millones de personas, matanzas generalizadas que los gobiernos colaboracionistas han callado y que cuando algo, por pequeño que sea, a la luz, acuden a tapar los representantes más significados de cada sitio. Todos los pueblos de Latinoamérica conocen a los asesinos, a sus ladrones y van apuntando los nombres de sus insignes defensores: recordamos Chile, Argentina, Uruguay, Paraguay, Nicaragua, Guatemala, El Salvador, Bolivia (en estas fechas recordamos el asesinato de Che Guevara), Panama, Grenada, y cómo el cerco a Cuba.* Gobiernos títeres, puestos por ellos. Esa época no tiene que volver, aunque lo quieran y sigan intentando, el pueblo latinoamericano está lo suficientemente maduro desde todos los puntos de vista para tomar sus propias decisiones, y los medios que tienen al alcance, son lo suficientemente claros para hacerlo, sea por medios de elecciones, es el pueblo latinoamericano, los que tienen que elegir los gobiernos que ellos quieren, y, prefieren, en muchos países, gobiernos de izquierda. Y es eso lo que no gusta a la extrema derecha de España y al Gobierno fascista de Bush.

* tomado de rebelión

jueves, 1 de noviembre de 2007

¿Puede el capitalismo ser suicida?

Quien habrá leído mi blog, se habrá dando cuenta que más de alguna vez, he posteado escritos, entrevistas, opiniones de este intelectual latinoamericano, brasileño Leoardo Boff. Teólogo de la liberación convencido y acérrimo defensor de la tierra Gaia en el cual vivimos. Os dejo pues, con un escrito que pueden encontrar en su página de semanal de Koinionía.

La situación medioambiental de la Tierra ha sido más o menos estable desde el neolítico, hace unos diez mil años, como puede ser comprobado científicamente analizando las capas de hielo del permafrost. La gran transformación ocurrió con el proceso industrial, especialmente en la posguerra y con el sorprendente crecimiento de la población. Anualmente empezaron a lanzarse a la atmósfera miles y miles de millones de toneladas de gases de efecto invernadero (dióxido de carbono, metano, óxido de nitrógeno y ozono) hasta el punto de que el sistema natural ya no consigue absorberlos. Ésta es la causa fundamental del calentamiento planetario, que no sería un nuevo ciclo natural de la Tierra, sino algo inducido por las prácticas humanas.

La Organización Meteorológica Mundial (OMM) ha elaborado modelos teóricos que nos permiten hacer previsiones fiables. Según ella, desde ahora hasta el año 2100 las temperaturas se elevarán entre 1,8 y 6 grados centígrados, estabilizándose alrededor de los 2-3 grados. El nivel del mar subiría de 18 a 59 centímetros. Todo eso a condición de hacer desde ahora fuertes inversiones (cerca de 460 mil millones de dólares anuales) para estabilizar la temperatura de la Tierra. Sin ese empeño colectivo, desaparecerían cerca del 20-30% de las especies animales y vegetales y el número de víctimas humanas podría llegar a millones. Las sequías, la desertización y la salinización de los suelos privarían de agua potable a casi tres mil millones de personas, haciendo aumentar en 600 millones los que ya pasan hambre. Los «refugiados ecológicos» serían millones, que no aceptarían pasivamente el veredicto de muerte sobre sus vidas e invadirían regiones más favorables a la vida.

Estas no son profecías de mal agüero sino llamamientos a todos los que alimentan solidaridad generacional y amor a la Casa Común. Hay un obstáculo cultural grave: estamos habituados a resultados inmediatos, mientras que aquí se trata de resultados futuros, fruto de acciones realizadas ahora. Como afirma la Carta de la Tierra: «las bases de la seguridad mundial están amenazadas; estas tendencias son peligrosas pero no inevitables». Estos peligros solamente podrán evitarse si cambiamos el modo de producción y el modelo de consumo. Esta transformación civilizatoria exige la voluntad política de todos los países del mundo y la colaboración sin excepción de toda la red de empresas transnacionales y nacionales de producción, pequeñas, medianas y grandes. Si algunas empresas mundiales se negasen a obrar en esta misma dirección podrían anular los esfuerzos de todas las demás. Por eso, la voluntad política debe ser colectiva e impositiva con prioridades bien definidas y con líneas generales bien claras, asumidas por todos, pequeños y grandes. Es una política de salvación planetaria.

El gran riesgo, que muchos ya ven, está en la lógica del sistema del capital mundialmente articulado. Su objetivo es el mayor lucro posible en el menor tiempo posible, con la expansión cada vez mayor de su poder, doblegando las legislaciones que limitan su voracidad. El capitalismo se orienta por la competición y no por la cooperación. Ante los cambios paradigmáticos se ve confrontado a este dilema: o se auto-niega, mostrándose solidario con el futuro de la humanidad y cambia su lógica y así corre el riesgo de ir a la quiebra, o se autoafirma en su busca de lucro, desconsiderando toda compasión y solidaridad, pasando incluso por encima de montañas de cadáveres y de la Tierra devastada. Muchos temen que, fiel a su naturaleza de lobo voraz, el capitalismo se vuelva suicida y prefiera morir y hacer morir antes que perder. Ojalá la vida supere a la lógica.

miércoles, 10 de octubre de 2007

12 de Octubre.


no tenemos nada que celebrar, que lo celebren ellos.

No hay nada que celebrar. Nos quitaron todo. Nuestra cultura la pisotearon. Nuestra lengua. Nos impusieron una religión y la de nuestros antepasados la hicieron desaparecer. Violaron a nuestras mujeres. Murieron millones de personas en todo el continente por enfermedades que llevaron quienes invadieron nuestras tierras, y por medio de la espada sometieron y esclavizaron a nuestros antepasados, en ese continente que llamaron América. Nos saquearon nuestras riquezas naturales. Y el saqueo continúa.

Si hacemos una reflexión en este día, deberíamos de ver lo que teníamos, y lo que tenemos. Cómo se impuso un idioma, una cultura, y todavía hoy, algun@s de nuestra gente se cree que seguimos siendo inferiores a los europeos. El hombre blanco se impuso en nombre de un nuevo dios que despojaba y esquilmaba a los pueblos. Dijeron que nuestros antepasados no tenían alma, se inventaron una teología racista que validaba sus asesinatos y su religión. Por medio de ella se valieron para someter e imponer a los mayas, aztecas, incas, etc. su dios y su manera de hablar con él.

para seguir leyendo en: Kaos...


martes, 11 de septiembre de 2007

Hasta yo...

Todos los latinoamericanos tenemos nuestro 11 de Septiembre. Cada uno de nosotros llevamos en nuestra memoria a salvador allende, y a muchos más, aquellos sacrificaron su vida, por un mundo más justo en nuestro continente. Todos sabemos quién es el responsable directo e intelectual de esos miles de crímenes, atrocidades, llevadas a cabo por los militares y sus escuadrones de la muerte en el continente. También sabemos quiénes le financiaron y los promovieron, los Estados Unidos. por esta y por muchas más razones nosotros también tenemos nuestro 11 de Septiembre.

Mientras ellos, los gringos, los del pentágono tienen el suyo. Posteo este artículo que me parece interesante compartirlo con todos. Cuando se sepa la verdad algunos, muchos, se llevaran las manos a la cabeza. Sin embargo por todo el mundo, habemos personas que dudamos. En países donde hemos tenido la experiencia de las maquiavélicas mentiras y asesinatos de líderes populares, dudamos, aunque sea un poquitín, de lo que realmente sucedió un día del 11 de septiembre del 2001 en nueva york. las consideraciones y dudas son subjetivas pero las pruebas pueden ser objetivas. txanba payés.

"Hasta yo pongo en cuestión la verdad sobre el 11 Septiembre"

Robert Fisk
The Independent

Cada vez que doy por ahí una conferencia sobre el Oriente Medio, siempre hay uno en el auditorio –uno, precisamente— a quien llamo el “delirante”. Me disculpo por adelantado con todos y todas las que acuden a mis charlas con preguntas agudas y pertinentes, preguntas a menudo humildes hacia mi, que no soy sino periodista, reveladoras en cualquier caso de que comprenden la tragedia del Oriente Medio harto mejor que losperiodistas que informan sobre ella. Pero el “delirante” existe. Cobró forma corpórea en Estocolmo y en Oxford, en Sao Paulo y en Yerevan, en El Cairo, en Los Ángeles y, con rostro femenino, en Barcelona. No importa el país, siempre ha de haber un “delirante”.

Su pregunta es sobre poco más o menos ésta: ¿por qué, siendo usted un periodista libre, no cuenta todo lo que sabe del 11 de septiembre? ¿Por qué no dice la verdad, a saber: que la Administración Bush (o la CIA, o el Mossad, o quien sea) hizo volar las torres gemelas? ¿Por qué no revela usted los secretos que se esconden tras el 11/9? Se da por supuesto, en cualquier caso, que Fisk sabe; que Fisk tiene una concretísima caja blindada rebosante de hechos concluyentemente probatorios de lo que “todo el mundo sabe” (así suelen expresarlo): la identidad de quien destruyó las torres gemelas. A veces, el “delirante” está manifiestamente poseído por la angustia. Un hombre, en Cork [Irlanda], me espetó la pregunta, y luego –cuando sugerí que su versión del complot era un tanto rarita—, abandonó la sala protestando a los gritos de haber sido insultado y dando coces a las sillas.

Normalmente, he tratado de contar la “verdad”; que aunque había cuestiones sin respuesta en relación con el 11/9, yo soy el corresponsal del Independent en Oriente Medio, no corresponsal de conspiraciones; que ya tengo bastantes complots reales de que ocuparme en Líbano, Irak, Siria, Irán, el Golfo, etc., como para preocuparme de conspiraciones imaginarias en Manhatan. Mi último argumento –concluyente, en mi opinión— es que la Administración Bush ha metido la pata en todo lo que ha intentado –militar, política y diplomáticamente— en Oriente Medio: ¿cómo caramba podría haber entonces perpetrado con tal éxito los crímenes contra la humanidad cometidos en EEUU el 11 de septiembre de 2001?

Bien; sigo en ésas. Cualquier aparato militar capaz de decir –como los americanos hace dos días— que al-Qaeda está en fuga, no es capaz de poner por obra algo de las dimensiones del 11/9. “Desbaratamos al-Qaeda, provocando su huída”, dijo el coronel David Sutherland hablando de la ridículamente llamada “Operación Martillo Relampagueante” desarrollada en la provincia iraquí de Diyala. “Su temor al cara a cara con nuestras fuerzas prueba que los terroristas saben que no hay puerto seguro para ellos”. Y más por el estil, todo igualmente falso.
En unas pocas horas, al-Qaeda atacó Baquba en orden de batallón y dio muerte a todos los jeques locales que cayeron en sus manos con los americanos. Me recuerda Vietnam, la guerra que George Bush contempló desde los cielos de Texas (lo que puede explicar por qué mezcló esta semana el final de la guerra de Vietnam con el genocidio en un país diferente llamado Camboya, cuya población fue finalmente rescatada por los mismos vietnamitas a lo que los colegas de Bush más valientes que él habían combatido sin cuartel).

Pero… A eso voy. Yo me siento cada vez más desconcertado con las contradicciones de la explicación oficial del 11/9. No se trata sólo de los más obvios non sequitur [falacia de inferencia deductiva; N.T.]: ¿dónde están las partes de las aeronaves (motores, etc.) del ataque al Pentágono? ¿Por qué los funcionarios involucrados en el vuelo United 93 (que se estrelló en Pensilvania) han sido amordazados? ¿Por qué los restos del vuelo 93 se esparcieron por un radio de kilómetros, cuando se supone que se estrelló entero en un campo? Quede claro: no hablo de la loca “investigación” de David Icke (Alicia en el país de las maravillas y el desastre del World Trade Center), a cuya lectura cualquier hombre sano debería preferir la de la guía telefónica.
Hablo de asuntos científicos. Es verdad, por ejemplo, que el queroseno arde a 820 grados centígrados en condiciones óptimas: ¿cómo entonces pudieron venirse simultáneamente abajo las vigas de las dos torres gemelas, hechas de un acero cuyo punto de fusión se supone que ronda los 1.480 grados centígrados? (Recuérdese que colapsaron en 8,1 y 10 segundos, respectivamente.) ¿Qué pasó con la tercera torre, el llamado World Trade Center Building 7 (o Salmon Brothers Building), que colapsó por sí propia en 6,6 segundos a las 17h20’ del 11 de septiembre? ¿Por qué se desplomó tan limpiamente, sin que ninguna aeronave hubiera impactado en ella? Se encargó al American National Institute of Standards and Technology analizar las causas de la destrucción de los tres edificios. Todavía no ha emitido el informe sobre el WRC 7. Dos prominentes profesores norteamericanos de ingeniería mecánica –no desde luego de la cauda del “delirante”— están ahora inmersos en una impugnación jurídica de los términos de referencia de este informe final, alegando como fundamento el que pudiera ser “fraudulento o engañoso”.

Periodísticamente, hubo muchas cosas raras en torno al 11/9. Las informaciones iniciales que hablaban del ruido de “explosiones” en las torres –que bien podría proceder del desplome de las vigas— son fáciles de descartar. Menos lo es la información, según la cual el cuerpo de una mujer miembro de la tripulación fuera hallado en una calle de Manhatan con las manos atadas. Vale; digamos que se trata sólo de informaciones de oídas del primer momento, del mismo modo que fue un error inicial de los servicios de inteligencia la lista, proporcionada por la CIA, de árabes suicidas, en la que se incluían tres hombres que estaban –y siguen estando— vivitos y coleando en Oriente Medio.

¿Pero qué decir de la enigmática carta escrita por Mohamed Atta, el asesino suicida egipcio de rostro terrorífico, cuyo consejo “islámico” a sus siniestros camaradas –dado a conocer por la CIA— sumió en la perplejidad a todos mis amigos musulmanes de Oriente Medio? Atta mencionaba a su familia, cosa que ningún musulmán, ni el peor instruido, haría en una oración de este tipo. Recuerda a sus camaradas de asesinato el deber de recitar la primera oración musulmana del día y luego cita partes de la misma. Pero ningún musulmán necesita tal recordatorio, por no decir nada de la necesidad de incluir el texto de la oración Fajr en la carta de Atta.

Repito. No soy ningún partidario de teorías conspirativas. No me vengan con delirantes. No me vengan con complots. Pero a mí, como a cualquier hijo de vecino, me gustaría saber la verdad entera de lo que ocurrió el 11/9, entre otras, por la nada despreciable razón de que fue el disparador de la “guerra al terror”, una política de todo punto lunática y falsaria que nos ha llevado al desastre en Irak y Afganistán y en buena parte de Oriente Medio. El asesor felizmente ido de Bush, Karl Rowe, dijo una vez: “ahora somos un imperio; creamos nuestra propia realidad”. ¿Es verdad? Háganoslo saber, al menos. Impediría que la gente diera coces a las sillas.

Robert Fisk es el corresponsal del diario británico The Independent en Oriente Medio.
Traducción para
http://www.sinpermiso.info/articulos/porautor/ Ramona Sedeño.

miércoles, 8 de agosto de 2007

Cuando se escribe

a todos aquellos que buscan en el lenguaje escrito un medio de comunicación.

"todo esta bien, pero la mierda también existe.
forma parte del paraíso de la esquina, del cielo que un tragaluz sucio
deja caer en las manos de un moribundo pañuelo escupido." julio cortázar

Cuando el que escribe plasma en el papel alguna idea o pensamiento; experiencias existenciales o de otro tipo, las palabras vienen a ti buscándote, vienen a tu encuentro locas de ganas que las hagas caso. Dentro del mundo interno se esconden esas mágicas internas - también las hay externas - sensaciones. Uno piensa hacerlo lo mejor posible. Empiezas a escribir y van saliendo las palabras, te buscan, te llegan y las plasmas en la pantalla. La caligrafía es muy importante en el papel. La ortografía lo es más. La metáfora es una palabra que se enreda de vez en cuando con lo que se ve en la pantalla. El sentimiento de lo escrito revela lo que las palabras quieren que reveles. Expresas historias, cuentos, relatos, sentimientos, ensayo o novela. Pero también revelas opinión. Y cuando las palabras que se enredan en tu cabeza empiezan a conjugarse entre ellas, entonces, y sólo entonces, la gramática hace su aparición, bella, exuberante, esbelta, contundente, díscola y hasta incomprensible.

Y escribes, des-cribes y cuando alguien te lo lee, esa sensación de justicia literaria aparece en tu pecho y en tus ojos. Y caminas, deambulas, sueñas y juegas a seguir escribiendo de lo poquito, mucho y de lo mucho, poquito.

Y así estas dándole vueltas a la pantalla, la miras, la observas. Esperas, apuntas y de pronto las manos solas, hacen, pulsan las teclas y aparecen en la pantalla el universo literario que te inventas, y sigues escribiendo, devorándote codo a codo con las palabras. Las conjugas, en presente, en pasado; en cualquier espacio y tiempo y las haces reverdecer de rostros, imágenes, de símbolos, de viñetas, de silencios; de corcheas de blancas, redondas y la música literaria se esta haciendo frente a ti, melodía.

Las escuchas leer, la escuchas cantar y de pronto las palabras lo han hecho todo, y esperas el final. Y cuando ese final llega, entonces es cuando te paras, lo vuelves a leer, y a cantar, a leer, re-leer y esperas a que tu vecino, novia o compañeras te lean. Y de pronto cuando todo parece que ha llegado a su fin viene esa sensación orgásmica del clímax, un ímpetu de satisfacción recorre tu cuerpo, tus manos, y porque no, tu ego... porque, al fin, has entregado a los tiburones tu escrito, lo expones para que lo devoren y te critiquen. Y cuando eso sucede empiezan a devorar tus letras, tus puntuaciones, acepciones, apologías, aparecen exegetas bien pensantes y te señalan, te escribe, te apuntan y te borran. Vuelven a leer, a releer y por fin otro comentario te hace mueca en la pantalla, sonríes y vuelves a escribir, porque lo que digan de ti, también es importante. Aunque no lo compartas.

Esto último es importante porque solo así te das cuenta que el mundo esta lleno de insignificantes escritores y aprendices de lo mismo, y te miras en el espejo, y te dices, ese soy yo. Otro aprendiz del arte de la literatura pero a mi no se me da mal, a otros, piensas, las musas no los buscan, y a mi sí, sonríes, te jactas y vuelta a empezar, has demostrado que eres un aprendiz. Te vuelves a mirar en el espejo y te ríes de ti mismo, te criticas tú mismo y sales a la calle pensando que, en el próximo escrito que hagas, tendrá lo que las musas quieren que tengan. Y saludas al vecino, a la vecina, compras el pescado, la carne, la leche. Pagas, y sales recordando el último verso azul que creíste haber leído en tu cabeza. Y te vuelves a dar cuenta que no es lo que buscas, es lo que viene, piensas que cuando vas a escribir, ellas, las palabras y las musas, vendrán a tu encuentro con cábalas inescrutables, y en el momento propicio, en que ellas consideren... que les hagas caso, otra vez, te volverás a sentir en el aprendiz de escribiente.

sábado, 4 de agosto de 2007

Latinoamérica declara su independencia

Cuando el análisis de una realidad como la latinoamericana, la hacen latinoamericanos, a ciertas personas que se dicen de izquierdas, no les convence. Y si ese análisis lo hace un dirigente, líder, o presidente que esté cuestionando y se esté enfrentando a los norteamericanos, se les tilda de radicales. Y, si a esos presidentes, líderes o dirigentes, la población más pobre se aproxima para acompañarles porque oyen que, al menos, esta vez, hablan con su lenguaje y sus vivencias... Cuando todo eso sucede, esos que se dicen de izquierdas e intelectuales los critican por su ferocidad y radicalidad.

Pero no cualquier argumento es válido para denostar y despotricar a todo aquel que considere que la paciencia tiene un límite. Ahora ciertos intelectuales, personajillos de tres al cuarto, nos quieren proponer que seamos nosotros los garantes de que esos jóvenes "radicales"de izquierda, no lo sean, porque eso traería la radicalización de la otra extrema..., pero esos mismos personajes que se sienten paladines de ese discurso, más bien cercana a la demagogia, no hacen ni dicen lo mismo a la derecha y a su hermana mas cercana, la extrema derecha. ¿Porque?, dime como piensas y de lo que pregonas y te diré ¡go home!.

Sin embargo, cuando leen esos mismos que critican análisis como éste que pongo a consideración del lector, las cosas cambian. Esto que estoy posteando lo hago con mucho cariño, gracias a un filósofo latinoamericano que vive en Europa, y que en nuestros debates surgieron las preguntas y respuestas, la dialéctica del bien común nos empuja muchas veces a contrastar nuestras ideas y salen reflexiones que no llega a muchas personas que debería de llegarles. Y luego de las discusiones me decía, si la radicalidad la vivieran todos como Monseñor Romero, las cosas serían distintas. Esos personajillos deberían de releerse aquello que monseñor Romero decía sobre los movimientos populares. En fin, les dejo, pues, este pequeño artículo de este Gringo bien pensante, que también los hay.


Noam Chomsky
La Nación Domingo

Cinco siglos después de las conquistas europeas, Latinoamérica reafirma su independencia. Especialmente en el cono sur, desde Venezuela a Argentina, la región se alza para derrocar el legado de dominación externa de los últimos siglos y las formas sociales crueles y destructivas que ella ayudó a establecer.

Los mecanismos de control imperial (la violencia y la guerra económica, que en Latinoamérica dificílmente serían recuerdos perdidos) están perdiendo efectividad, señal del giro hacia la independencia. Washington está ahora obligado a tolerar gobiernos que en el pasado habrían provocado intervención o represalias. A través de la región, un vibrante conjunto de movimientos populares brinda las bases de una democracia con sentido. Como si volvieran a descubrir su herencia precolombina, las poblaciones indígenas son mucho más activas e influyentes, especialmente en Bolivia y Ecuador.

Estos sucesos son en parte el resultado de un fenómeno observado durante algunos años en América Latina por especialistas y organismos de investigación: a medida que los gobiernos electos se hicieron más formalmente democráticos, los ciudadanos fueron expresando una creciente desilusión por la forma en que funciona la democracia, así como “ poca fe ” en las instituciones democráticas. Han buscado construir sistemas democráticos basados en la participación popular más que en la dominación de los extranjeros y las elites.

El cientista político argentino Atilio Borón ha brindado una convincente explicación de la pérdida de fe en las actuales instituciones democráticas. Borón observó que la nueva oleada democratizadora en América Latina coincidía con “reformas” económicas dictadas desde el exterior y que socavan una democracia efectiva.

Los conceptos de democracia y desarrollo están estrechamente ligados en muchos aspectos. Uno consiste en que tienen un “ enemigo común ”: la pérdida de soberanía. En un mundo de naciones-estados, es verdadero por definición que la pérdida de soberanía conlleva una declinación en la democracia y una merma en la capacidad de llevar a cabo políticas sociales y económicas. Eso perjudica a su vez al desarrollo, una conclusión confirmada por siglos de historia económica. El mismo registro histórico revela que la pérdida de soberanía conduce consistentemente a la liberalización impuesta, a favor por supuesto de los intereses de aquellos que tienen el poder para imponer este régimen social y económico. En los últimos años, al régimen impuesto se le llama habitualmente “ neoliberalismo ”. No es un término muy bueno: el régimen socioeconómico no es nuevo ni es liberal, al menos como entendían el concepto los liberales clásicos.

En Estados Unidos, la confianza en las instituciones también ha estado declinando sostenidamente, y por buenas razones. Una gran brecha se ha abierto entre la opinión pública y las políticas públicas, de la que rara vez se informa, aunque las personas no dejan de estar conscientes de que sus opciones políticas son desdeñadas.

Resulta instructivo comparar las recientes elecciones presidenciales en el país más rico del mundo y en el más pobre de Sudamérica, Bolivia. En la elección presidencial estadounidense de 2004, los votantes debieron optar entre dos hombres nacidos entre riquezas y privilegios, que asistieron a la misma universidad de elite, que frecuentaron la misma sociedad secreta donde los jóvenes privilegiados se entrenan para ingresar a la clase gobernante. Ambos pudieron competir en la elección porque fueron apoyados por casi los mismos conglomerados del poder privado. Sus programas eran similares y consistentes con las necesidades de su constitución básica: riqueza y privilegio. Estudios de opinión pública revelaron que en un conjunto de temas importantes, ambos partidos están bastante más a la derecha que la población en general... y la administración Bush dramáticamente más. Debido en parte a estas razones, hay temas que no figuran en la agenda electoral. Pocos votantes conocían la posición de los candidatos ante los temas. Los candidatos son envasados y vendidos como dentífricos, autos y drogas de moda, por las mismas industrias consagradas a la decepción y al fraude.

Como contraste, considérese a Bolivia y la elección de Evo Morales en diciembre último. Los votantes estaban familiarizados con los temas, temas muy reales e importantes, como el control nacional sobre el gas natural y otros recursos, que tiene abrumador apoyo popular. En la agenda política figuran, entre otros, los derechos de los indígenas y las mujeres, así como los derechos a la tierra y el agua. La población eligió a uno de los suyos, no a un representante de los reducidos sectores privilegiados. Hubo participación real, no una agitación que se promueve por una vez cada ciertos años.

La comparación (y no es la única) plantea algunas interrogantes acerca de si son necesarios programas de “ promoción de la democracia ”. Dado su nuevo ascendiente, América Latina podría encargarse de algunos de sus más graves problemas internos. La región es notoria por la rapacidad de sus clases ricas, ajenas a la responsabilidad social. Estudios comparativos entre el desarrollo económico latinoamericano y del este asiático, muestran que en este aspecto América Latina se acerca al peor índice del mundo en materia de desigualdad y Asia del este al mejor. Lo mismo es válido en general para la educación, la salud y el bienestar social.

Las importaciones latinoamericanas se han orientado fuertemente hacia el consumo de los ricos; en el este de Asia se orienta a la inversión productiva. La fuga de capitales desde América Latina se aproxima a la escala de la deuda, lo que sugiere una manera de superar esta carga aplastante. En el este asiático, la fuga de capitales ha sido rigurosamente controlada. Las economías latinoamericanas han estado también más abiertas a la inversión extranjera que el Asia. Según la Unctad, desde los años 50 las multinacionales extranjeras han controlado en América Latina porciones mucho mayores de la producción industrial que en los capítulos exitosos del este asiático. El Banco Mundial informó que la inversión extranjera y las privatizaciones han tendido a sustituir otros flujos de capitales hacia América Latina, transfiriendo el control y enviando afuera las ganancias, al revés del Asia del este.

Mientras tanto, nuevos programas que se llevan a cabo en Latinoamérica están revirtiendo los modelos que se remontan a la conquista española y que se caracterizan por la vinculación entre las elites latinoamericanas con los poderes imperiales, pero no entre ellas mismas. Por supuesto, este giro no es para nada bienvenido en Washington, por las razones tradicionales: Estados Unidos esperaba contar con América Latina como una base segura de recursos, mercados y oportunidades de inversión. Y, como los planificadores lo han enfatizado por largo tiempo, si este hemisferio se sale de control, ¿cómo puede esperar Estados Unidos resistir desafíos en otras partes?.


este artículo esta extraído de: rebelión


miércoles, 11 de julio de 2007

algo para compartir

Navegando por esta pantalla, es decir, por Internet, me encontré con un artículo interesante. Estaba escribiendo un artículo de opinión, una reflexión sobre la guerra que se vivió en el salvador; de cómo en ella participaron much@s jóvenes. En él quería discernir sobre las causas, su origen, y su solución. Pero quería hacerlo con una clara referencia de cómo los hombres son quiénes determinan su origen y caí en la cuenta que era necesario plantearlo desde el punto de vista de género.

La participación de la mujer en ellas y el cómo, pero a medida que iba escribiendo me iba encontrado con rastros profundamente masculinos. Los conceptos. Las historias de las batallas a través de los tiempos. Caín y Abel. En fin eran preguntas y respuestas que me desbordaban mi incapacidad como hombre a la hora de abordar el tema que me ocupaba. El artículo, en fin, lo he dejado... pero hoy... ¡bingo! buscando por Internet di con el artículo que dispongo y comparto con ustedes. En él encontrarán lo que intentaba hacer pero creo que no era la persona indicada para hacerlo, por eso les dejo con el artículo “hombres hechos por y para la guerra”. Quien quiera leerlo donde aparece publicado lo pueden hacer en Gara.


Amaia Beranoagirre Arteaga Psicóloga


Hombres hechos por y para la guerra

Los hombres no han podido reflexionar sobre su papel en el mundo, mientras que las mujeres llevan décadas haciéndolo. Ellas no necesitan sentirse «ganadoras» ni heroínas, pueden reconocerse como víctimas sin complejos, lo cual, posibilitó analizar las desventajas del rol femenino; queda pendiente rescatar las ventajas, que también las hay.

El feminismo supo ver que la sociedad colocaba a las mujeres como víctimas, enfermas o locas, a la vez que se les negaba la expresión abierta de la agresividad. El objetivo que se marcó era salir del rol de víctimas o enfermas, para pasar a ser dueñas de sí mismas. Actualmente, este análisis no sólo se ha olvidado, sino que los medios oficiales están reforzando el rol de víctimas de las mujeres y el ideal de invulnerabilidad de los hombres, llegando a paroxismos como que en las noticias sobre enfermedades las protagonistas siempre son las mujeres, aun en noticias sobre enfermedades masculinizadas como el sida y frente al hecho de que los hombres mueren antes que las mujeres de cualquier enfermedad, excepto el alzheimer.

Paralelamente a esta victimización de las mujeres, las reflexiones sobre la masculinidad parten del axioma «¿En qué tenemos que cambiar para que ellas estén menos sometidas?». Este planteamiento salva el orgullo masculino; piensan que todo se debe a ellos: la situación de la mujer, la de ellos... El imaginario social, coloca a los hombres como héroes, en todas sus variaciones mejores y peores.

¿En qué se basa esta identidad como héroes? Si miramos la historia, los hombres llevan combatiendo miles y miles de años. Freud analizó la guerra y sus efectos en las personas supuestamente civilizadas: «...la guerra... Nos obliga a ser héroes que no pueden creer en su propia muerte». Son los varones quienes se han visto obligados a formar parte de los ejércitos e ir a las guerras, y puede que la identidad como héroes inmortales la generaran para poder afrontarlo. De otro modo, ¿cómo van a poder ir por su propio pie a un campo de batalla, siendo conscientes de su vulnerabilidad? Sólo había dos opciones: o desertan o adoptan la identidad de héroe como mecanismo de defensa. La deserción se pena con penas muy graves, incluso en los países supuestamente democráticos. En pleno siglo XXI, la penalización por la deserción de los ejércitos no deja de ser un resto de las épocas de la esclavitud, y las víctimas son mayoritariamente varones.

Podemos concluir que la experiencia de tener que ir a la guerra durante miles de años ha tenido su impronta en la identidad masculina.

Ahora que muchos hombres empiezan a estar liberados de la obligación de tener que enrolarse en el ejército, quizá puedan quitarse la armadura de caballeros salvadores de mujeres y niños. Cuando reflexionan sobre ¿qué les hemos hecho a las mujeres? siguen identificándose con el rol de héroe salvador de mujeres y niños. Es mucho más duro enfrentarse a uno mismo, sin heroicidades, y preguntarse: ¿qué nos estamos haciendo a nosotros mismos? o ¿qué nos estamos dejando hacer? En los libros de historia, no consta la historia de las mujeres ni de los hombres de a pie; se ha contado la historia de las victorias, alejando la conciencia de la mortalidad humana. Un ejemplo ilustrativo sería la batalla de Lepanto; se cuenta como una gran victoria de Felipe II y Juan de Austria, se omite que murieron 35.000 hombres que tuvieron que sentir horror, dolor... frente a la experiencia de combate; experiencia que va mucho más allá de lo que el ser humano puede soportar. Son los hombres de a pie las principales víctimas de las guerras, por muerte, tortura, prisión. La industria armamentística necesita de sus vidas, el 90% de los homicidios por armas se da entre hombres.

Esta identidad de héroes que no pueden creer en su propia muerte influye en todos los ámbitos de sus vidas, asumiendo comportamientos de riesgo que a veces les cuestan la vida, en accidentes, en guerras... En las enfermedades tardan en pedir ayuda, incluso la evitan, de modo que cuando se les detecta las afecciones son muy graves, tienen menor esperanza de vida que las mujeres.

Esta identidad masculina basada en una mayor asunción de riesgos también ha tenido su lado positivo, que hay que rescatar para no caer en un victimismo poco realista; los hombres han asumido trabajos de riesgo, imprescindibles para el desarrollo económico: El mar que durante siglos se cobra la vida de los hombres que trabajan en ella; actualmente, la construcción es el empleo con mayor riesgo de perder la vida; el primer trimestre del 2007 se ha cobrado la vida de 85 trabajadores en el Estado español, todos hombres (si no me equivoco, pues cuando las víctimas son varones no se resalta el género); las minas, recientemente murieron 144 mineros en dos accidentes en Siberia, todos hombres. Los mineros sabían que sus vidas se acortarían, si no era por un accidente por la silicosis.

La identidad de héroes invulnerables y la identificación con el rol de proveedor de la familia quizá era lo que impelía y sigue impulsando a los hombres a seguir subiendo al andamio, embarcando o entrando en la mina, aun a sabiendas de que estaban dejando su salud y morirían relativamente jóvenes. Los trabajos «auto-realizadores» más o menos cómodos del sector terciario son muy recientes; durante siglos, la mayor parte de los empleos o tareas fuera de casa correspondían al sector primario y secundario, que implican riesgos para la salud y la integridad física, y con horarios interminables que aumentan los riesgos de accidentes. Los países en vías de desarrollo, como China, están actualmente en esta fase.

Hombres y mujeres pueden aprender unos de otros; ellos, a reconocerse cómo víctimas o enfermos cuando así sea, y ellas pueden aprender cómo, a pesar de que la mayoría de los hombres que se han dejado y se dejan la salud y la vida trabajando fuera lo han hecho para proveer a sus familias, nunca se han considerado esclavos de las mismas.

Los hombres necesitan pensarse como víctimas; su identidad como héroes les está costando un precio muy alto, en número de muertos, salud, discapacidades...

En cambio, las mujeres tienen pendiente reflexionar, no sólo sobre las desventajas de serlo, sino también sobre las ventajas: las mujeres tenemos una esperanza de vida mayor que los hombres, tanto por enfermedad como por muerte violenta; los hombres sufren discapacidades a edades más tempranas que las mujeres; el índice de suicidios a nivel mundial es cuatro veces mayor en los hombres que en las mujeres. Parece que la identidad femenina sujeta mejor a la vida que la masculina.

sábado, 7 de julio de 2007

La moral de Bush

y sus compinches... por unos dólares más.

Habrá que preguntarse si la guerras son la expresión máxima de los estado unidos, y no solo, eso si también la tortura, es la expresión moral de ese país. En lo que todos estamos de acuerdo es que la historia de los estados unidos, esta hecha con esa perspectiva de violencia. Sus héroes parecen ser, búfalo bill y bylli el niño, eso personajillos que están, gracias a las películas, en nuestra memoria colectiva. Y si esos son sus héroes, que va decir Bush, que habla con dios y se convierte de la noche a la mañana en el que oye a dios y obedece sus órdenes, todo por haber dejado de beber. Si echamos un vistazo a la historia mas reciente de América latina, veremos que, realmente, esa parece ser la norma, moral y ética de tan estimado país. Hace unos días apareció en Rebelión un artículo donde decía que la estrategia que esta siguiendo estados Unidos en Irak es la que, muy buenos resultados le dieron, en el salvador, los escuadrones de la muerte.

Y el personaje que les ha ayudado en cierta manera para elaborar ese proyecto de terror en Irak, es nada menos, Villalobos. Auque haya parecido en un medio español un artículo dedicado especialmente a los escuadrones de la muerte en el salvador. Dejaba claro también que se sentía orgulloso de leer en los medios el apoyo prestado del gobierno salvadoreño mandando a unos cuantos soldados a participar primero de la invasión y segundo a reprimir al pueblo iraquí y aplaudía esta iniciativa a pesar del horror que produce día a día al pueblo iraquí.

No es de extrañar, pues, de tipejo como este que en su momento se caracterizó, desde el punto de vista de la demagogia, representarse como un guerrillero radical. Ahora anda por el mundo como el gran adalid de la democracias, siempre eso si, al servicio de capital. Aunque discrepe en artículos publicados con el gobierno de Bush en periódicos latinoamericanos como españoles, lo cierto es que Villalobos, para la inmensa mayoría de la población no tiene ninguna credibilidad política desde el punto de vista de la solidaridad.

Una cosa que llamó la atención antes de finalizar el conflicto en el salvador, la CNN le dedicó al “comandante” guerrillero una entrevista de mas de media hora de duración; donde él se ofrecía a colaborar con los estados Unidos, en lo que él consideraba un apoyo solidario de parte de su organización a ese Gobierno. Y ¿a qué tipo de colaboración se refería en aquel entonces Villalobos? Con el tiempo nos ha ido regalando alguna que otra perla informativa en declaraciones, en la que se manifiesta lo hipócrita que es este personaje. Justificar miles de asesinatos en Irak ahora, significa que quien dice estar de acuerdo con lo que ahí sucede, demuestra que sus valores éticos y morales, son al fin y al cabo, un montón de bazofia mal oliente al servicio de dinero constante y sonante. Si la moral de Bush es la que, en este momento abandera, el personajillo en cuestión, hemos de preguntarnos si realmente hubo un “topo” en el FMLN de los años ochenta, ése sin duda y visto su trayectoria hasta nuestros días, sin duda, era Joaquín Villalobos, mientras en el salvador es aclamado por la derecha a quien presta un buen servicio despotricando a la izquierda, afuera analistas e intelectuales dicen de él que " ...se ha convertido hoy en analista y asesor del presidente Uribe, en Colombia, y en apreciado colaborador de la prensa internacional, que, como es sabido, está abierta a la contribución de voces críticas con el capitalismo. (...) A partir de 1992, Villalobos fundó el Partido Democrático y se convirtió en un pragmático, criticando con dureza a sus antiguos camaradas del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional. Hoy es un ¡asesor de conflictos!, que aconseja a Uribe, ese presidente colombiano tan amigo de los paramilitares y que tiene oscuras relaciones con el mundo de los narcotraficantes."

La moral de Bush es bang, bang, bang. La moral de los que dicen llevar la democracia es la que vemos a diario en Irak. Alguien puede decir cómo se justifican los más de setecientos mil inocentes iraquíes muertos por la invasión y que muchos justifican alabando al más siniestro personaje que ha dado la historia de este continente con nombre equivocado. y una de esas maneras es hablar lo bien que la economía va en el mundo, y si no se habla bien, se da consejos, y esto decía Villabos en febrero del 2005: "La guerra de Irak exige golpes selectivos que no dañen a la población, y esto supone inteligencia precisa; pero cuando hay rechazo de la población, hay menos inteligencia, y cuando hay menos inteligencia, hay más errores, y esto implica más daños a civiles y por lo tanto más odio. La legitimidad en el uso de la fuerza es un tema vital para ganar en las guerras modernas. Guste o no, la fuerza y la violencia son hoy actores centrales en la transición iraquí, tan centrales como las elecciones. La manera en que se usen determinará en gran medida si serán posibles la paz y la democracia en Irak. Por ahora es demasiado temprano para celebrar." sin comentarios. Como decía en un poema Benedetti. Dime como piensas y te diré Go home.


también aquí:

http://www.kaosenlared.net/noticia.php?id_noticia=38187

domingo, 1 de julio de 2007

Migración mano de obra barata.

La migración se esta convirtiendo en uno de los movimientos sociales importantes de este siglo XXI, y se convierte también en un tema de importancia desde el punto político y económico tanto para el país que recibe como el que deja salir a los jóvenes como mano de obra barata. Desde el punto de vista político - al lugar que llega – la migración, puede servir (ya sirve)de basa para los partidos de extrema derecha que se valen de éste fenómeno natural, para soliviantar a las mentes más reaccionarias y fascistas, y sembrar cizaña con argumentos que ni ellos mismos se creen pero que repiten como alharacas baratas en los ambones electorales, y se presentan los partidos de extrema derecha, como defensores paladines a la invasión extranjera.

Y desde el punto de vista económico hay que analizar en sus dos vertientes, la primera que ayuda a mantener el estado del bienestar al país que llega, en el caso que me estoy refiriendo, España, la situación no puede ser mas favorable, desde que los migrantes están en las lista de la seguridad social las arcas del estado ven garantizado el mantenimiento de los pensionistas, aunque sigue siendo agónica por la falta de personal en la mano de obra para el futuro. Por otro lado la tasa de natalidad de este sector es más alta que la de los españoles.

Y la segunda tiene que ver con el país de donde salen las persona; las remesas que mandan a sus países de origen, sirve entre otras cosas para hinchar las arcas de su país, a la vez que ayudan a sus familiares con un de dinero una vez al mes y que muchas veces se convierte en el único ingreso que pueden tener. El neoliberalismo es el causante de esta doble atracción económica y política. Es además una de las causas más importantes que empuja a miles jóvenes de los países del Sur a migrar a los países “más ricos” e industrializados.

Sin embargo la migración cuando llega al país no siempre se encuentra que son recibidos con los brazos abiertos, es más nunca se les espera así. Casi siempre se les ve como causantes de los males de la sociedad a la que llegan. y los Gobiernos colaboran indirectamente para que, de alguna manera, se les vean como un "problema". Para ello, se valen de leyes que, como la de extranjería para poner más difícil la regularización del migrante. Como lo denunciaron no hace mucho amnistía internacional en su informe anual. La vulneración de los derechos de los migrantes en el país de acogida y el no tener papel que regularicen su residencia es una de las causas que empuja, a la desesperación. Se violan sus derechos, se les tortura y la mayoría de las veces nunca se investigan y los responsables y culpables de esas violaciones, en el mejor de los casos, los responsables entran en el olvido judicial.

Cada vez más se ven extranjeros en puestos de trabajo como el de servicios domésticos, en este sector la mayoría de las veces se trabaja sin contrato. La construcción, agricultura etc. el ejército son otros de los trabajos al que, en el caso del estado español, los jóvenes no desean. El colectivo de migrantes ya esta en las filas del ejército español, suponen un 5’4% del total. También el “sector servicios”, restaurantes, hoteles, bares... ya empieza a ser más evidente la presencia migrante. En la agricultura mas de lo mismo y en la construcción mucho más. Es notable pues, la presencia de lo mingrantes en trabajos que no quieren realizar los españoles. Y como mano de obra se ve también la presencia de inmigrantes, sobre todo latinoamericanos, en el de filas del ejército español. No es de extrañar, pues, que de parte del Gobierno español, se lancen campañas de reclutamiento dirigidas, precisamente a ese sector de la población migrante.

Muchos soldados inmigrantes entran al ejército, no por vocación, ni patriotismo, si entran lo hacen por necesidad. Los jóvenes migrantes se ven obligados a engrosar las filas del ejército español, y lo hacen con la promesa de obtener durante al menos tres años un puesto de trabajo fijo, y, lo más importante es obtener los papeles de residencia y/o de trabajo, ésta puede ser una solución “fácil” para quien está desesperado por regularizar su situación en el país. ¿No es acaso un vil engaño cubrir las plazas en el ejército con ofertas de trabajo y la obtención de papeles por medio del servicio militar?. Recientemente murieron tres jóvenes colombianos en el Líbano, los tres formaban parte del ejército español. Y en el momento de la lectura de los fallecidos por parte de responsable del gobierno para estos menesteres, los presentaba no como españoles, si no, como extranjeros y en este caso concreto como colombianos.

Enrolarse en las filas del ejército, cualquier ejército conlleva, y, todos lo sabemos, la utilización de las armas en el ejercicio de sus labores, y, su “trabajo” como es obvio no es para menesteres humanitarios. En estos últimos años se han lanzado campañas publicitarias, en los medios de comunicación, para darle una imagen nueva al ejército, que como "ejército profesional" puede solucionarle la vida a quien entre en él. Los migrantes como en cualquier otro trabajo, se están convirtiendo en carne de cañón para los “trabajos humanitarios” que realiza el ejército. De la misma manera que miles de migrantes realizan los trabajos que los españoles no quieren, las fuerzas armadas es también otra posibilidad de trabajo. ¿A quién beneficia realmente el que exista un ejército y se dediquen millones de Euros de las arcas del Estado? Dinero que estamos dando todos los días los contribuyentes.

Así, quienes huyen de la pobreza o del terror, mueren en tierras extrañas defendiendo causas ajenas por que un día cualquiera de un mes cualquiera y de un año cualquiera, dejaron su tierra para buscar mejores condiciones de vida para ellos y su familia. Y en el camino encuentran, algunos, como el caso de los tres colombianos en el Líbano, la muerte, Migrantes que se convierten sin pretenderlo en daños colaterales... mientras sus familiares ven frustrada, el único sustento económico de toda la familia.

A la mayoría de los migrantes se les ha impuesto una ley de extranjería injusta, que les prohíbe entre otras cosas, el reagrupamiento familiar. Se deja a un lado el derecho de asilo al que, quienes vienen huyendo de su país de origen por el motivo, real de persecución política o de otra índole, ya no puedan solicitarlo, se les deniega una vez hecho los trámites. A un sector mucho más amplio de la población extranjera se le reprime, negándoles por un lado el permiso de trabajo y de residencia, y por otro, a este pequeño sector al negarles la solicitud de asilo se les estigmatiza. La estigmatización lleva a muchos migrantes una vez negado el asilo, a vivir clandestinamente en el país. Mientras muchos se convierten en “manos de obra barata” un sector pequeño de la población ante la desesperación no les queda más remedio que entrar al ejército. Un trabajo como otro cualquiera para ver solventado sus problemas.