jueves, 2 de octubre de 2008

“Quitarle el agua al pez”. La estupidez de todos los imperios.

Qué pretende usted y su Gobierno; ¿quitarle el agua al pez?, si ese es el fin, me temo que lo único que conseguirá es que además de que haya agua en abundancia, habrá más peces , y, estos peces, buscaran la manera de estar, siempre, dentro del agua.

Es la política que durante muchos años, pero muchos, la aplico el imperio usamericano con los pueblos de América latina, y en su momento dio ínfimos resultados. Los resultados fueron miles de muertos y desaparecidos porque consideraban - ¿consideran? - que el pueblo latinoamericano era el agua que mantenían a los peces con vida y movilidad; esos peces eran y siguen siendo, los partidos políticos de izquierda, y, en especial los movimientos populares, que en su momento fueron considerados, terroristas. Sin embargo, ahora vemos por todo el continente cómo se mueven millones de peces dentro de un inmenso mar de posibilidades políticas abiertas, que garantizan, por lo menos, que los peces vivan desde Sur al Centro del continente con muchas más claridad y dignidad.

La represión fue brutal que no encuentro las palabras precisas para calificar lo ocurrido, y señalar el craso error de esa política imperial que llevaron a cabo por todo el continente. La cerrazón del imperio era tal que la respuesta de los movimientos populares, los peces, fue, más organización. Obcecado el imperio por los pírricos triunfos obtenidos, triunfos que duraban poco tiempo, cinco o diez años.

El agua seguía manteniendo peces, millones de peces. El imperio yanqui no fue capaz de conseguir sus pretendidos objetivos ni con los escuadrones de la muerte; capturas, torturas, asesinatos selectivos y miles de desaparecidos ni con la represión que impulsaron los gobiernos títeres. Insistió con regímenes militares, quería con ello imponer sus planteamientos políticos y, no obtuvo resultados. Intentó con leyes y gobiernos que ellos imponían y ni con eso pudo asirse en – ni con - el poder. No consiguió ni ha conseguido por tanto lo que pretendieron con su estrategia de “quitarle agua al pez”. Lo que escribo, en estos momento de la historia latinoamericana, me da la razón, sólo echemos un vistazo de lo que está pasando por aquellos lares.

Podría seguir describiendo lo brutal que fue la represión en todo el continente, creo imaginar, opacamente sin embargo, que usted Sr Rodríguez Zapatero, también conoce esa realidad. Dicho esto permítame que le dé un consejo. Un consejo a usted Sr Zapatero y a su ministro del Interior. Este humilde consejo no pretende nada, pero sí desean apuntar y señalar la cerrazón, que tiene el gobierno que preside y lo obcecado de su política represiva. Ilegalización le va a producir triunfos, pero de momento, y, la represión como acabo de señalarle, no lleva a ningún puerto, esta política por tanto le producirá dolores de cabeza más adelante. esa política represiva que lleva a cabo contra los movimientos sociales y políticos vascos de izquierda no es el camino a seguir, se equivoca de plano y de siglo.

Se lo dice una persona que vio cómo se ha utilizado la política represiva con toda su crudeza en América latina, y ahora esa represión, esa conculcación de derechos que, casi siempre, los comete un estado, que dice respetar, precisamente eso, lo que usted y su gobierno vulnera con alevosía. Muchos vemos con incredulidad lo que dicen sus medios, y al oír los argumentos “jurídicos”, “políticos” que sobrepasa lo absurdo y que con ellos se ilegalizan partidos, solo demuestra la manipulación y tergiversación del lenguaje. Las ilegalizaciones que se vienen sucediendo con los partidos políticos de la izquierda patriota vasca, para que nos entendamos, con la izquierda abertzale de Euskal Herria, insisto, no le lleva a ningún puerto.

Dos cosas me llaman la atención, la primera, ¿se está equivocando usted de talante? Es decir, y perdone que peque de inocente.. la represión, para usted, es sinónimo de diálogo, o será que utilizamos lenguajes diferentes. Desde luego que sí. Creo, sin embargo, que usted sí sabe lo que hace. Si usted ve los procesos de diálogo que se han llevado a cabo en mucho países, se dará cuenta que, quienes otrora aplicaban las ilegalizaciones y la represión como la única vía de imponerse al otro, pasado el tiempo se dieron cuenta de tan obtuso planteamiento, tan obtuso fue que, con su política alargaban - en el tiempo - ese vicio perverso del que usted está haciendo gala. El sufrimiento de cientos de familias que ven cómo se llevan a sus hijos por el simple hecho de pertenecer a un partido político, a otros por escribir un artículo, para justificar la prisión se inventa delitos. A miles se les niega el derecho a decidir su futuro, y por si fuera poco, se les niega el derecho a discrepar y a pensar. No mire a países que geográficamente están en la lejanía, mire si quiere, y sé que a usted no le gusta, mire lo que ha pasado en Irlanda del Norte. Ve, eso es actuar con inteligencia. Por más que quieran argüir sus asesores y acólitos escribientes no es lo mismo, que no se pueden comparar Euskal Herria con Irlanda del Norte. Por más que vocifere, griten y endilguen cualesquier argumentos, la realidad es la que es, y la historia también.

La segunda cuestión y ésta no por ser la segunda carece de importancia, no, es más, la he puesto como la siguiente de la primera, porque, ésta sí que es espantosamente cínica, lábil y doblemente obtusa. Cree usted que ilegalizando partidos en este pequeño territorio, a usted y su partido les cuadran las cuentas electorales y, restando esa fuerza social existente, usted y su partido ¿ganarían las elecciones?, creo Sr Zapatero que no conoce la creatividad, la solidaridad de este pueblo, y sobre todo creo que subestiman a la mayoría social - importante - de este país. Por más que usted quiera hacer desaparecer, en las urnas, ese tanto por ciento de vascos, ell@s están ahí, y l@s que vienen, estarán ahí, existen y existirán. Como los peces que siempre tendrán agua, y , lo que usted está haciendo en este momento, sólo reforzará en el futuro, y para el bien de este país, a quienes hoy, “ ilegalizan”. Habrá más peces, y agua en abundancia.

Usted y su hombrecillo engominado en vascongadas que ya se siente lehendakari. Éste señor se frota las manos cada vez que ve, cómo se ilegalizan partidos, ¡Qué manera más cínica de prepararle el camino a la lehendakaritza!, ¿no cree?. Si lo hace por las elecciones le insisto, va por mal camino, le puede durar su festín poco tiempo, pero, más temprano que tarde le van salir a usted - o a quien venga -, muchos más peces en el futuro que, le va ser imposible quitarle el agua porque tendrán agua suficiente como para llenar toda Euskal Herria de peces que revolotean sobre las aguas.

Si quiere realmente solucionar este conflicto, sea un estadista de talante y futuro, y póngase a trabajar como hicieron los británicos en Irlanda del Norte. Creo que aquí el único camino posible para solucionar el conflicto es, la negociación, el diálogo como puerta para que tod@s veamos con claridad el futuro de este País. Y sé, que como yo, hay muchos que aún viniendo de otros pueblos, nos sentimos con la obligación de solidarizarnos. Porque nos sentimos peces en este mismo agua. Porque bebemos del mismo pozo de la historia y porque esa historia nos hace ser objetivos en el agua y solidarios con los peces.

Si le he puesto el caso latinoamericano como ejemplo, es porque no hace mucho, la represión y las ilegalizaciones era el día a día en casi todo el continente, y si usted, mira, en estos momentos – como creo que lo hace - lo que los peces hacen por aquellas aguas latinoamericanas, verá que no ha dado resultados. “Quitarle el agua al pez”, no da ningún resultado, al contrario, es en los momento difíciles, cuando se fortalecen más, las ideas y la dignidad. Porque le aseguro, y así lo demuestra la historia, habrá más agua y sobre todo, más peces.

1 comentario:

Lisilla/Patty dijo...

habrá más agua y sobre todo, más peces
me atrevo a decir que si alguien se empeña en quitar toda el agua que existe, los peces no morirán... cambiarán de forma, porque la creatividad humana es parte de la evolución que nos ha conformado como sujetos pensantes...
¿será que el homo estupidens-no-sapiens se resiste a morir?
un abrazo Txanba, siempre tan reflexivo...
www.lisa.bligoo.com