viernes, 6 de noviembre de 2009

El Salvador. (Primera Parte)


Mauricio Funes y la izquierda reformista del FMLN.

Todos sabemos que en el salvador hubo elecciones y que estas las ganó el Sr Mauricio Funes, este sr de profesión periodista que ganó popularidad en la sociedad salvadoreña por un programa de televisión. En dicho programa parecía hacer ácidas críticas a los políticos en general, a los de la derecha como a los miembros de la izquierda reformista. Apuntando muchas veces más a los primeros, críticas más agudas y concisas que a veces, llegaba a desenmascarar a los corruptos en su programa, con una evidencia clara que no había más que, asentar con la cabeza lo que en Mauricio Funes les decía, ese periodista, pues, es ahora el presidente.

Fue así como se hizo con la popularidad en el país. Mauricio Funes ha sabido manejar los tiempos políticos y su profesión con la inteligencia de alguien que conoce los medios. Una cosa es, sin embargo, su profesión y otra la de político; en la primera no hay dudas de que ejerció el principio deontológico que su oficio le obligaba. Con la segunda, sin embargo, el de político, parece tener más compinches en la parte de la burguesía salvadoreña, en un pequeño grupo quizá pero poderoso, es el que le aupó para llevarle al poder. Esta burguesía descontenta quizá del férreo control el que ejercieran las familias de la oligarquía que años atrás llevaban – y todavía llevan – las riendas del país y controlan una parte importante de los miembros del ejército, no olvidemos que las fuerzas armadas como los cuerpos represivos fueron en la época del conflicto armado el niño mimado del imperialismo y también de la oligarquía que no cesa en su empeño por querer seguir controlando la economía del país. Las divisiones internas que está sufriendo la extrema derecha salvadoreña es muestra de que dentro de ella hay un cansancio hegemónico de estas familias, las divisiones siempre, en el seno de estas familias, han sido – y son - viscerales.

Un grupo reducido de esta burguesía, plutócratas, han estado al margen de esas disputas, estos son a resultas, los que ahora van de la mano de Mauricio Funes en el Gobierno y que tras bambalinas dirigen al presidente, y quienes de alguna forma y otra utilizaron al FMLN para llegar al poder. Mientras que el partido que le llevó el FMLN, fue (sólo) el medio – necesario – e imprescindible para tales menesteres. El gobierno que Mauricio Fúnez, es el reflejo de esa contradicción tanto de la derecha salvadoreña y de la descomposición ideológica que ha venido sufriendo el FMLN.

Las preguntas surgen de inmediato ¿Qué queda de aquélla organización guerrillera que fue capaz de hacer temblar los cimientos de un estado burgués - y dependiente - del Imperio? ¿Dónde está ese pozo ideológico que en algunos movimientos revolucionarios permanecen y no en el FMLN? Para responder a estas preguntas es necesario volver la vista atrás y hacer memoria de cómo se ha venido produciendo ese cambio ideológico en quienes hoy por hoy dirigen el frente. Sólo así, quizás, podamos atisbar y entender qué pasa con el frente y porqué no es capaz de, desde la práctica política y militante, cuestionar al sistema capitalista burgués y corrupto que sigue enquistado, tanto en algunos miembros del gobierno que ha diseñado Mauricio Funes como en el de los anteriores cuando estaba el partido fascista y de extrema derecha ARENA.

¿Cuándo surge en el país esas organizaciones que deciden combinar todos los medios de lucha y en qué momento se inicia realmente el proceso revolucionario en el país?. Y ¿cómo influyó en los partidos de izquierdas ya existentes el surgimiento de esas organizaciones revolucionarias o de nuevo tipo como se les dio en llamar en su momento?. Y una última pregunta no por ello menos importante… ¿Porqué el partido comunista salvadoreño no fue capaz de combinar todos los métodos de lucha?. Tal vez ahí están las respuestas que buscamos para entender las posturas políticas del frente en estos momentos y porqué va a la deriva en el plano político e ideológico sin poder concretar una lista de carácter electorero y que no dependiera de foráneos al partido para que ganara las elecciones. Las elecciones, de momento es a lo que se aferran cómo la única vía posible para llegar al poder.


leer todo el artículo en Kaos en la red, pinchar en: Primera parte. Segunda parte

3 comentarios:

Lisilla/Patty dijo...

Yo agrego una pregunta, Txanba, ¿por qué los pueblos cuando se organizan y resisten les cuesta pasar al punto de exigir el poder para concretar la revolución tan soñada?
En mi tierra, en 2002, se tuvo una oportunidad histórica de llegar al poder desde la izquierda, a través de las urnas, con un candidato que había conseguido, casi sin quererlo, la empatía con diversos estratos sociales...

Y ese candidato no se animó, le ganó el purismo de sentir que si él estaba convencido de que el poder debía generarse desde el pueblo, no podía pretender ser "presidente" y no se presentó...
fue egoísta, a mi criterio, fue egoísta porque esos instantes son fugaces y no se repiten, sino en siglos... o al menos décadas... este hombre se escudó en su purismo y no entendió que podría haber sido un elemento valioso, quizás tuvo miedo, decía "no tendremos mayoría en las cámaras"...

Quizás en El Salvador las cosas no sean distintas de lo que son en mi tierra, quizás en los reductos ignotos del interior del país, fuera de la capital, la gente lucha y se hace una para sobrevivir, pero no expande esa lucha hacia los costados, quizás se queda en lo local... quizás eso pasa en muchos sitios, quizás hasta pasa en las tierras del imperio usamericano, que usa y tira a sus votantes, quizás miles, millones de no-votantes se autoorganizan y luchan, en sus sitios, en lo local...

¿Qué nos pasa? ¿somos islas tan pequeñas que nos confundimos con camalotes en el río? espero que un día cercano dejemos de pensar que unos son quienes ponen el cuerpo mientras otros esperan a ver qué tal resulta... ese día nos encontrará involucrados todos y cada uno de quienes habitamos la tierra de los pobres en proyectos propios, en ideas nuestras llevadas a la práctica, así seremos más fuertes, resistiendo y luchando, poniéndole la impronta de la vida a una civilización que hoy, lamentablemente, sólo cultiva muerte, dolor, angustia y miedos...

Gracias Txanba por hacernos pensar, siempre te lo digo, y no me cansaré de decirlo...
nos vemos

Amanecer dijo...

Tu analisis es muy bien acertado, me ha servido mucho para interpretar el momento historico que muchos no queremos ver, ni mucho menos profundizar, ya que en la miopia y media vez no pasemos hambre creemos ser felices.
un fuerte abrazo.

Graça dijo...

Txanba

parece que todos os políticos seguem uma única escola, não sabem ser diferentes uns dos outros...
Manejar, controlar, aliar-se à burguesia, essas são algumas das milhares de atitudes 'iguais' que eles tomam quando eleitos.
Será que não sabem nem ser criativos???
E infelizmente as eleições são ainda o único caminho para que eles cheguem aonde pretendem chegar!
Ou seja, no autoritarismo de poucos para com os muitos que precisam ser subordinados, ou seja, o povo!
Não sei se entendi bem o seu texto, domino pouco o espanhol, mas acho que consegui.
Um grande abraço a você..