jueves, 4 de marzo de 2010

tuve un sueño

Por si alguien no sabe quiénes son los de la foto. El militar, el fascista y dictador Francisco Franco y el que está detrás es: Manuel Fraga quien fue ministro de Franco y el fundador del Partido Popular.



Soñé que miles de exiliados españoles, hijos de la república y hermanos de ella. Empezaron a reclamarle a los jueces de los países que les acogieron y quienes le brindaron cobijo y trabajo, a que hicieran justicia, porque como es sabido, les corresponde pedirle. Pues, miles de ellos, desde México, Chile, Argentina, Venezuela etc. etc. demandaron a los herederos del franquismo, a su partido, que explicará dónde estaban enterrados los miles y miles de republicanos que el régimen franquista mando a fusilar. Exigían explicaciones al partido popular por ser el único que no ha condenado la dictadura franquista, convirtiéndose así en cómplices con su silencio de las atrocidades llevadas a cabo, en una clara política de venganza contra miles de Republicanos e hijos de éstos.

En el sueño, empezaron a llegar demandas a los juzgados de aquellos países para pedir que, el partido, herederos del fascista Franco, diera explicaciones de tan horrendos crímenes. Crímenes que por ser de lesa humanidad, no prescriben. Una tras otra llegaban las cartas, las demandas; de México, Chile, Argentina, Venezuela… exiliados políticos ancianos unos, familiares de exiliado otros, los más.

Y la reacción de los encausados no se hizo esperar. Inmediatamente, casi al minuto de conocerse la noticia, empezaron en y desde sus voceros, los medios de comunicación, a acusar de injerencias en los asuntos internos de su país, a los jueces de aquéllos países que reclamaban a los hoy acusados. Gritaban y vociferaban por sus medios, ¡quiénes son ellos para acusarles!. Agregaban que de todo que se les acusaba, ya estaba zanjado desde hacía más de treinta años con la transición española.

Les irritaba saber de que sí era posible que países de América latina y sus jueces dictaran órdenes de captura contra los cómplices franquistas por las atrocidades cometidas contra niños, mujeres, ancian@s etc. ya que en su país, ningún juez se atrevía a llevar al banquillo de los acusados a sus responsables.

Tuve un sueño, pero fue sólo un sueño. Ojalá, pensé al despertar, que algún día, sea una realidad. Porque como sueño está bien. Pero que hayan miles y miles de refugiados políticos en América latina por culpa de la dictadura franquista sin exigir justicia, también es doloroso. Vivir en el exilio y con ese dolor de saber que tus familiares, amigos, y camaradas hayan sido asesinado en nombre de la patria y dios*.


También en kaos en la red


* Una iniciativa que se acerca al sueño, si quieres leer, pincha en el título (abajo en rojo) y encontrarás lo que empieza a hacer una realidad. Esperemos - por la justicia - que llegue a buen puerto:

Mas de 40 juristas alzan...

2 comentarios:

allmaacuariana dijo...

Quweiso Adolfo yo tambien tengo ése sueño, y debemos seguir actualizando éstos temas de lo que le deben al pueblo español, esta etapa nefasta de la dicadura lo que aun debe hacese justicia.Abrazos hermano.. .

Vir dijo...

Tenía sueño y se me ha quitado leyendo tu interesantísimo blog.
La derechona es mala, enrevesada, peligrosa, oscura, clasista, me muero literalmente como vuelva otra vez a este país y es lo q va a pasar porq Zapatero el pobre no podía hacerlo peor y no hay suficiente mentalidad de izquierda para ver una IU enérgica o por lo menos así lo percibo.

No entiendo que no sea un derecho tal como la vida misma el saber dónde están tus muertos, no me entra en la cabeza, tanta vuelta para arriba y para abajo con las fosas joder que asco de país.