lunes, 1 de marzo de 2010

¡Vaya!

con los jueces estrella.

La política de desprestigiar al Presidente Hugo Chávez por parte del estado español cada vez nos deja perplejos a much@s. Sí, perplejos. Ya no son sólo los medios quienes azuzan al presidente Chávez con un sinfín de mentiras. Ahora hasta algunos jueces se prestan para tan vil ministerio, el de la mentira y la falacia. Cómo se puede entender que los jueces españoles quieran - por medio de la judicialización - perjudicar la imagen de presidentes que no están en la línea ni del imperio yanqui ni del otrora imperio castellano.

Hay rémoras de eso en estos momentos por todo el continente. Las empresas españolas están llegando desde hace mucho años al continente, es la nueva conquista, como suelen decirlo much@s latinoamerican@s, y no están perdidos con ese epíteto. Hoy llegan con esas rémoras imperiales a pasearse por nuestras tierras, incluso ha habido casos de injerencias in-directas como directas en asuntos internos de países que no andan en las órbitas neoliberales.

El caso de Venezuela y su fallido golpe de estado ocurrido hace casi ocho años, a estas alturas de la historias a ningún juez venezolano se la ha ocurrido dictar una orden de busca y captura contra el ex presidente, el fürencirto(como bien la llamo Fidel en su momento). Y razones para que un juez la dicte, le sobran. Y también, cómo no, le sobran pruebas.

Estos jueces españoles que no dejan de sorprendernos a millones de latinoamerican@s deberían de ver más hacia su casa, dentro de su casita. La tan manida “transición española” no fue otra cosa que, agachar la cabeza y hacer la vista para otro lado a las miles de fosas comunes que la dictadura franquista, llenaron por todo el territorio, el cual conocemos como España. Pero ningún juez, sí, ninguno, ha hecho justicia a los culpables, que los hay, a las atrocidades cometidas por el otro señor del bigote, Franco. La transición miró para otro lado, todavía sigue viendo para otro lado cuando a estos casos se refiere cualquier historiador y jurista.

Si algo deberían de aprender estos jueces y sus políticos españoles de los gobiernos como los de Argentina, Chile etc. es que con la “llegada de la democracia”, aquellos militares que tienen las manos manchadas de un sinfín de delitos como por ejemplo: secuestro de niños, asesinatos selectivos y colectivos; torturas, desapariciones… aunque tarde, esos gobiernos, insisto, están haciendo justicia. Mientras que, en el estado español, de todas las atrocidades que la derecha fascista de antaño cometió contra quienes perdieron la guerra, delitos de lesa humanidad y que se supone, no prescriben.

Sus herederos, los señores del PP, sin embargo, no permiten que los miles de desaparecidos españoles, los fusilados y enterrados en miles de fosas comunes, y, los niños robados por el ejército franquista a los republicanos, no se investigue…, por lo tanto, también siguen impunes, y son ellos, los herederos franquistas, los que no permiten que la justicia actúe. Argumentan que no hay que ver el pasado. Como si ese pasado siniestro no haya ocurrido. Historiadores españoles opinan que habrá por lo menos unos 200 mil desaparecidos. 200 mil familias, por lo tanto, esperando justicia.

Y ahora viene este Juez y en vez de ver dentro de su casa, y, hacer justicia en casa. Se presta a la campaña de desprestigio y desinformación contra el Presidente de Venezuela, porque sólo desde esta perspectiva se puede entender cuando uno lee que:

La Audiencia Nacional española ha procesado a seis ciudadanos vascos y a siete sudamericanos bajo la acusación de "colaborar" o "conspirar" para cometer atentados contra altos cargos del Gobierno colombiano. Además, acusa al Ejecutivo de Venezuela de "cooperar en la ilícita colaboración entre las FARC y ETA". fuente: Gara

Vergüenza debería de darle a este señor, que siendo juez, no cita, por ejemplo al presidente emérito del partido popular que, como todos sabemos, fue ministro del dictador Franco. Y no sólo eso, también es el responsable de los cinco obreros asesinados en Vitoria el 3 de Marzo de 1976.

2 comentarios:

BB dijo...

"Cómo se puede entender que los jueces españoles quieran - por medio de la judicialización - perjudicar la imagen de presidentes que no están en la línea ni del imperio yanqui ni del otrora imperio castellano.

Hay rémoras de eso en estos momentos por todo el continente"

Vaya!! que ya lo sabemos, hace rato.
Interesante, gracias
BB

Vir dijo...

si hay algo que me jode sobremanera es que uno meta las narices en la casa del vecino, primero que hagan justicia aquí, que el hecho de que hayan pasado 50 años no significa que no ocurrieran barbaridades, yo tengo una fantástica memoria, puedo imaginar la de los familiares de los desaparecidos.