domingo, 26 de junio de 2016

Dime lo que haces y te diré ¡GO HOME!


En américa latina está en juego la dignidad de los pueblos versus neoliberalismo y subordinación al
imperio gringo.

Lo que se está viviendo en México no es nuevo siempre ha estado así y esto tiene años..., la represión que está golpeando a los docentes de Oaxaca y a las clases populares, campesinas e indígenas del país nos conmueve a todos. Nos toca la fibra más humana y nos despierta la solidaridad con sus luchas. Sin embargo los medios y los gobiernos en su mayoría no se indignan por lo que sucede; los primeros se encargan de esconder imágenes y la realidad se vuelvo oscura, opaca e inexistente. Los gobiernos en cambio silencias un llamado que podía suavizar o parar tal represión. En México se cuentan los muertos por miles cada año. Desaparecidos se cuentan también por miles cada año, sin contar los migrantes de Centroamérica que se ven obligados hacer el trayecto por el basto territorio mexicano...,  y todavía hoy seguimos a la espera de saber que es lo que ha pasado con los 43 estudiantes el 26 de septiembre del 2014. Quedémonos con esa cifra, volveré a citar este número pero con otro país también de América latina pero en el sentido inverso. 

México desde años está siendo golpeada por el crimen organizado, por mafias que trafican con drogas, la trata de blanca, migrantes, etc., y también se cuentan políticos, alcaldes, etc. Pero los medios se encargan de poner el énfasis en las muertes por el narcotráfico. Muertes que muchas veces tienen tras de sí cuestiones políticas que, sin embargo, se les da una pátina delincuencial, se solapa como delito común, robo y lo de siempre la lucha entre bandas de narcotraficantes y sanseacabó. México así nos duele a todos, nos toca a todos, hace sentirnos impotente a tanto oprobio e inquina contra la inmensa mayoría de la población. 

México se ha convertido para algunos en un estado fallido. Se dilinque, se roba, secuestra y  asesina y la justicia brilla por su ausencia, de entrada esta podría ser una de las hipótesis para dar por zanjado una explicación que no tiene solución, tan sencillo y fácil nos parece como para cerrar el problema de México y convertirlo en  estado fallido. Lo que no nos damos cuenta, sin embargo, es lo que se esconde detrás de todas la víctimas de la violencia casi institucionalizada en el país, si, he dicho, institucionalizada. Y es que detrás del secuestro y posterior asesinato y desaparición de los 43 estudiantes están las fuerzas del estado la policía federal como el ejército mexicano. 


El miedo es necesario para que el ser humano pueda sobrevivir, y el instinto de conservación debidamente humanizado no debería ser un problema social ni de existencia. Sin embargo en México el miedo es parte esencial para ese tipo de estado maquiavélico y burgués, se necesita podría argüir para que las corporaciones económicas se repartan las riquezas del país, los medios se encargarán - y ya lo hacen - por tanto de no hablar ni mencionar lo que se esconde en toda esa violencia institucionalizada del país, tampoco se habla ni se menciona en la mayoría de medios las reformas laborales ni de las reformas educativas ni mucho menos de las privatizaciones que desde la llegada - y antes - de Peña Nieto, se vienen llevando a cabo en el país reformas económicas profundamente neoliberales, de ahí que los medios sean necesario y se conviertan en meros noticiosos del miedo, del terror y de la inseguridad..., la atención se pone allí mientras la plutocracia, la oligarquía financiara nacional e internacional se reparten y se hacen con el control de los recursos naturales. México, por tanto, no es un estado fallido como puede ser Libia, Irak..., donde si hacemos una comparativa social de crímenes, es exactamente lo mismo y donde las riquezas salen sin que pase el filtro del estado.

¿Dónde están los organismos entonces esos que  dicen velar por los derechos humanos entonces? En el caso de México brillan por su ausencia. No están ni existen, al menos eso es lo que parece si tenemos en cuenta los execrables y recientes sucesos de Oaxaca, más de diez manifestantes muertos, cientos de heridos, detenidos etc...., y la OEA, ¿dónde está? La mencionamos porque se supone que es la organización del continente, del sur al norte. Al menos, eso es lo que dicen sus estatutos fundacionales. Todos sabemos, sin embargo, a quién han obedecido y obedecen sus secretarios generales que han habido y hay en este momento. 

Venezuela se ha convertido el punto de mira de la OEA, mejor dicho, USA ha puesto, desde la llegada de Chávez al poder en Venezuela, la mirada y su bagaje de desestabilización en dicho país, sin embargo, con la llegada de gobiernos progresistas en el sur del continente ese bagaje lo ha ampliado a toda la región, como ya hizo años atrás con la llamada "Operación Cóndor", y es que es en el continente latinoamericano donde se están dando hechos y acontecimientos que en nada beneficia a la región, y, dichos acontecimientos tienen que ver con quienes tejen tras bambalinas el quehacer político de la OEA. ¿Qué fue si no el golpe de estado en el 2002 contra Chávez? ¿El golpe de estado en Honduras, Paraguay?, ¿los intentos de golpes en Ecuador, Bolivia? ¿Qué es de Brasil?... 

Venezuela ha sido para el secretario de la OEA, un tal Almagro, uruguayo, el centro de atención y de sus ataques. Se comporta como lo que es un vocero de la oposición venezolana en dicho organismo. Es el portavoz, y vocero de las componendas que se tienen entre manos los gringos y la oposición. La guerra económica y el desabastecimiento..., desde la muerte del presidente Hugo Chávez, la situación de escasez de alimentos como de medicinas en el país sudamericano es impulsado por la oligarquía financiera local e internacional y burgueses lacayos sin escrúpulos con la intención de provocar un estallido social. Sin embargo los objetivos por los que la oposición se ha empeñado en esa guerra económica no termina de cumplir sus objetivos ya que el estado venezolano se encarga de abastecer a la población y mitigar - de alguna manera . tal situación, algo parecido vivió en su momento y antes del golpe de estado Salvador Allende en Chile. El Gobierno de Nicolás Maduro  está logrando detener la arremetida imperial y oligárquica, gracias a que cuenta con la mayor reserva del petróleo del mundo ,con lo que es capaz de pagar a tiempo sus divisas. 

La OEA se ha hecho vocero, decía, de la oposición venezolana tanto que el tal Almagro, ese Secretario General que, según informes de wikileaks, es un empleado de los gringos. De allí su empecinamiento en impulsar, a como dé lugar, la mal llamada carta democrática para Venezuela, con excusas tan mezquinas y lábiles como la violación de los derechos humanos y la libertad de los presos políticos, que como bien sabemos son políticos presos que están en prisión por hacer un llamado a la violencia a principios del 2014 cuyos resultado fue de 43 muertos y más de 800 heridos, la quema de edificios públicos como centros de salud, escuelas, universidades, etc...., si, 43 muertes que como he dicho antes en este escrito, es la cantidad por la que Peña Nieto y su gobierno hasta hoy no ha pagado ni se ha hecho justicia en México... 

Si hacemos un análisis comparativo de la violación de derechos humanos entre México y Venezuela, llegaríamos a la conclusión de que la OEA tendría que aplicar la carta democrática a México y no a Venezuela. Sin embargo, y como decía Eduardo Galeano en el mundo al revés, si eres compinche y lacayo de los gringos, tienes las manos libres para hacer contra tu pueblo lo que quieras. Si eres un gobierno que no dejas que sean los usamericanos lo que dicten e impongan sus políticas económicas neoliberales, entonces, eres blanco de sus ataques  de baja y alta intensidad, y Venezuela desde hace años ha decidido ser un país Independiente y Soberano y no plegarse a las políticas económicas neoliberales ni a los dictámenes del FMI ni del BM, dicho de otra manera más simple, no seguir las órdenes del imperialismo gringo. 



 El mensaje, pues, está claro, si eres uno de los suyos, es decir si estás en la órbita de las políticas gringas, puedes cometer todo tipo de violaciones y desmanes contra los derechos humanos, que cuentas con su aprobación. Sin embargo, si no haces lo que dicen ellos aún cuando no cometas ni se atisbe que violas los derechos humanos, y que respetas y proteges la vida de tus conciudadanos y sigues las normas internacionales pero no las gringas, entonces, no eres de los nuestros y caerá todo el peso de la agresión imperial sobre tu país, como lo dijo  Obama "tenemos el ejército más fuerte del mundo y de vez en cuando tenemos que torcer el brazo a aquellos países que no quieren hacer lo que queremos que hagan. Si fallan otros mecanismos de presión como económicos, diplomáticos y en algunos casos los militares, si no tuviéramos esto no podríamos alcanzar nada". Ese es el mensaje de fondo, lo que estamos viendo tanto en la OEA como por parte de todos aquellos países del norte y sus medios que silencian los asesinatos, las desapariciones de profesores, indígenas, campesinos, amas de casa, jóvenes, periodistas etc..., si eres nuestro “hijo de puta”... haz lo que quieras, y si no, ya nos encargamos nosotros para torcerte el brazo y hagas lo que queramos.

Mas artículos en Kaos en la RED