viernes, 13 de marzo de 2009

Elecciones en El Salvador.



El tiempo está a favor de los pequeños…

Se aproximan las elecciones para elegir presidente en El Salvador y la posibilidad de triunfo de la “izquierda” salvadoreña se ve cada vez, más próxima. El año en curso será de gran trascendencia para el más pequeño país centroamericano. Como decía una canción de Silvio Rodríguez, el tiempo está a favor de los pequeños… y este domingo será el día que la historia de América latina la sigan escribiendo ellos.

Un factor importante a tener en cuenta en estas elecciones es que, las elecciones anteriores han estado marcadas, por irregularidades que determinaron – y determinan – muchas veces el “triunfo” del partido de la extrema derecha. Esas irregularid
ades o anomalías se siguen produciendo, por ello el FMLN ha hecho un llamado a la comunidad internacional para que, esta vez, no les sea usurpado el triunfo como ha ocurrido en otras ocasiones. Con ello el FMLN pretende disminuir los riesgos de fraude electoral que se pueden dar a través de diferentes métodos y mecanismos. Desde el técnico como el de un registro electoral controlado solamente por personas afines a la derecha del partido ARENA, hasta la intimidación y la violencia a los votantes, especialmente en las zonas rurales.

Desde que dejara las armas el partido político de izquierdas, no sólo ha ido aumentando las expectativas de triunfo en sus afiliados si no que, también en la población más pobre de ese pequeño país esas expectativas han ido en aumento, cansados tal vez por la falta de soluciones a la pobreza en la que viven millones de salvadoreños. La experiencia en las elecciones anteriores, la izquierda salvadoreña ha venido experimentando un repunte en cuanto a votos se refiere. Hay una mayoría social que se identifica desde siempre con postulados de izquierdas, desde los movimientos populares de los años setenta y ochenta del siglo pasado hasta intelectuales pequeños burgueses que siempre han estado enarbolando posiciones que se acercan a la mayoría de pueblo, como es el caso de Mauricio Funes, del que va en la lista para presidente en estas elecciones por parte de la llamada izquierda salvadoreña.

El FMLN, sin embargo, también ha visto como a nivel interno – consecuencia - quizá por los pírricos fracasos electorales, producía en su partido escisiones, creándose en su órbita ideológica de “izquierda” partidos con mismos “fines”, esto sin embargo no ha sido óbice para que siguiera participando en las elecciones presidenciales y se vea, hoy, en estas elecciones, como ganador. Se espera pues que las elecciones las gane el FMLN, aunque con el triunfo no se den los cambios como en Bolivia, Ecuador, Venezuela… si, podría parecerse - y acercarse - a las posturas políticas y económicas del presidente Lula da Silva en Brasil, eso significa, al fin y al cabo, un cambio para el país.

Mauricio Funes es el candidato de la “izquierda” salvadoreña. Su trayectoria como periodista hizo que el pueblo salvadoreño se fijará en él, primero, en un programa de televisión donde hacia disecciones sobre la realidad política del país. Cuando la cadena en que trabajaba le cierra el programa hizo aumentar, aún más, simpatía. El FMLN sabe que tienen a un buen comunicador y que conoce - muy bien - el “qué hacer” de los medios. No es, por tanto, ingenuo en los medios comunicación, sabe utilizar, esos medios, como periodista que es y, porque no, como buen publicista, y, eso, en las campañas políticas burguesas, cuenta.

¿Porqué ARENA no debe de seguir en el poder? Una de las razones fundamentales es que este partido es el responsable de la situación de inseguridad que se vive en el país, y porque ARENA, tiene en su haber, miles de víctimas, de asesinatos
, de desaparecidos…, empezando por su fundador, quien fue el que organizó y preparó a los escuadrones de la muerte. Es, en definitiva el que no debe de seguir en el gobierno, por si esto fuera poco y sucediese lo contrario, según datos de las últimas encuestas, harto imposible. Pero si la derecha gana, supone continuar con el modelo económico neoliberal, único responsable de que la inmensa mayoría de la población siga viviendo en la miseria y en la pobreza.

Es precisamente a la inmensa mayoría
de la población a quienes se les ha estado negando - por muchos años - la participación en las elecciones burguesas. La inmensa mayoría de la población ha estado optando por las opciones de izquierdas a la hora de emitir el sufragio. Y es esto, lo que la derecha salvadoreña sabes. Hoy le toca al pueblo salvadoreño dar su veredicto, y hoy como ayer, la opción será de izquierdas. El FMLN hace años optó por esta vía, aunque ello le signifique reconocer tácitamente a un estado burgués “dependiente” de los Estados Unidos. Supone además reconocer tácita e implícitamente que las elecciones burguesas del País, son la única vía para poder introducir reformas, parches, cambios en el stablisment salvadoreño. Pírricos cambios, pero en definitiva, cambios, que no es lo que esperan millones de salvadoreños, pero algo es algo. Aunque otros hubiésemos apostado por otros caminos.

También en Kaos en la Red.

1 comentario:

Lisilla/Patty dijo...

Hay que identificar al agresor claramente, hoy en El Salvador y en toda Nuestra América Nativa el enemigo agresor es el capitalismo, en ningún país de nuestra tierra el gobierno es realmente revolucionario, pero al menos los capitalistas ultraderechistas no están...

Algunos dicen que para vencer al capital hay que dejar que se sienta el dolor de la exclusión, de la angustia, de la miseria... yo digo que no, porque para eso hay que dejar que muchos niños mueran de hambre, muchos más de los que ya hoy mueren...

Aunque sea un pírrico cambio, Txanba, aunque sólo eso sea, vale...

Y después, no hay que aflojar, hay que seguir luchando codo a codo para que a este cambio se le sume otro y otro más, para que paso a paso se derrote definitivamente al monstruo, para que el pobre que hoy no puede ni soñar comience a vivir...