sábado, 2 de junio de 2007

Algo de Perogrullo.


Hay una especie de complicidad enajenada entre el llamado “bien y mal”. El bien parece constantemente como el mal, y el mal, que verdaderamente es el mal, aparece constantemente como el bien. Si no como se explican que aquellos que dicen guardar la moral, la espiritualidad y la ética de esta sociedad capitalista en las que nos ha tocado, desgraciadamente, vivir, son los primeros en violar los derechos más elementales del ser humano, la vida. Los primeros en guardar silencio frente a millones de muertes, miles de muertes que están ocurriendo en este momento en el planeta. Pero para ellos ¿dónde esta el bien y el mal? el beneficio es lo que cuenta, decía Chomsky. El “bien” y el “mal” para ellos no existen, es el enriquecimiento ilícito, ese es el quid del bien y el mal, no hay diferencia a la hora de que unos se hagan cada vez más ricos y millones, pero millones cada vez más pobres. Si me dejas que te saque la sangre, yo te dejo, vivir.

El capital es lo que en el fondo interesa, los que pregonan alharacas del progreso en nombre del liberalismo económico, son los culpables de que niños de cualquier barrio pobre de América latina, de Africa, de Asia etc, no puedan pagarse la educación ni a la salud... porque en nombre de su dios dinero, imponen - como paradigma - el desarrollo, cuanto más se privaticen los servicios públicos, hay más “libertad” y “desarrollo”. Ellos son los verdaderos responsables ya no sólo de las muertes violentas de niños, ancianos, mujeres, jóvenes iraquíes. Ellos son los únicos responsables de otras muertes, de las que casi nadie se percata de que existen, y existen todos los días, a todas horas.

Muertes por desnutrición, inanición, por falta de un simple medicamento etc. Así es este mundo que, ellos, están convirtiendo cada vez más en pocilga para millones pero en un paraíso de abundancia para muy pocos. También son responsables los Estados que obedecen ciegamente las ordenanzas que dan tanto el Fondo Monetario Internacional, como el Banco Mundial. Estados cómplices de unas muertes silenciosas e igual de atroces como sus avaricias y ambiciones. Y tod@s sabemos quien está detrás de esas entidades que se dicen mundiales, los mismo de siempre. Ellas son cómplices de maquiavélicas sonrisas que aparecen en los medios oficiales de comunicación anunciando una y otra guerra. Cómplices sanguijuelas que devoran a quien les confía su dinero con argucias financieras, mientras en nombre de la democracia, en otras partes del planeta, esquilman las riquezas de otros pueblos.

Muertes a causa de guerras inventadas por quién sabe qué designio divino. Guerras que no hacen más que enriquecer, a los que invaden, en nombre de la libertad. Muertes que benefician a quien fabrica las armas, que curiosamente, es también quien se inventa las guerras y el que vende las armas. Muertes que hacen crecer su producto interno bruto, PIB, mientras a su alrededor caen niños, mujeres, ancianos... por bombas inteligentes y amigas que llevan, según dicen, libertad.

Se burlan de todos nosotros con su libertad, libertad de robar, de saquear el petróleo y los minerales preciosos que poseen los pueblos que dicen liberar. En nombre de su libertad, privatizan la educación, la salud, y, la seguridad se vuelve también privada. Sólo el que paga tiene protección. Libertad no para vivir de la democracia, sino más bien libertad de explotación y de enriquecimientos cada vez más, ilícitos.

Mientras esto sucede, los mas cercanos al capital el imperialismo norteamericano y europeo, se cierran en banda y se hacen una piña alrededor de ese enriquecimiento ilícito como el que - en estos momentos - están llevando a cabo, en Irak. “Gracias” al petróleo Irak, sangra, pero sangra color negro. Quienes se inventaron esa guerra son cómplices, lacayos de un beneficio in creccendo pero de muerte.

¿Qué debemos hacer para contra restar estas barbaridades? No quedarnos quietos, informándonos, leyendo con nuestro punto de vista lo que nos cuentan y hacer que otro mundo sea posible. Leer todo lo que nos dicen pero desde el punto de vista de los millones de pobres del planeta. Organizarnos, y tomar conciencia de que con tu mano y con mi mano haremos que esto realmente cambie. Este sistema neoliberal, donde prima la libertad del capital y en el que nos ha tocado vivir no es eterno, ni tiene porque ser el único.

También debemos de ser conscientes que nosotros, quienes no estamos a favor de estas injusticias podemos cambiarlo. Nosotros, sí, nosotros, tenemos nuestros valores que son mucho más humanos, solidarios y honestos que los de ellos. Ellos nos venden, egoísmo, mentiras e ilusiones donde el beneficio de una minoría, es lo que realmente cuenta. Pero nosotros, repito y aunque sea de Perogrullo, tenemos otros valores, los de ellos, no son los nuestros.


http://www.rebelion.org/noticia.php?id=51615 este artículo nos da algunas claves para entender la cooperación de los países ricos a países, "pobres".

6 comentarios:

Mármara dijo...

Lo tuyo es la concienciación social, por lo que he observado en una lectura transversal de tus post. Muy loable, Txanba. ´
Larga y fructífera vida para este blog.
Bss

JC dijo...

Me gusta su estilo directo, apasionado y sincero de decir lo que piensa. La sinceridad no es una virtud muy abundante en personas que abrazan una causa.

Aprovechando su post, y sin que parezca que soy monotemático, quiero dirigir su atención y la de los lectores de su blog a unas palabras que Benedicto XVI dio los embajadores de Pakistán, Islandia, Estonia, Burundi y Sudán con ocasión de la presentación de sus credenciales (este viernes pasado 1 de junio de 2007).

Aquí hay un breve extracto pero en castellano

Aquí está el texto completo pero en francés (tal vez pronto lo traduzcan)

El punto es que a veces uno lee posiciones sobre algo, y en un equivocado afán de "suspicacia" o de "leer entre líneas" y de detectar diferencias, uno no capta que, en el fondo, el mensaje es sustancialmente correcto. Si yo me hubiera detenido en nimiedades, o en "detectar" los puntos accesorios de su post en los que sospecho que hay diferencias con mi modo de pensar (y probablemente hay muchos), no habría captado que el fondo de su mensaje es sustancialmente correcto.

Creo que lo mismo puede pasar al leer las palabras de Benedicto XVI. Me da la impresión de que, en el fondo, aborda la misma temática de usted, desde otra perspectiva y talvez de un modo menos entretenido que el suyo.

Pero me sigue dando la impresión de que en el fondo, tanto usted como el actual pontífice, abordan un problema real que hay que solucionar.

Creo que en esto consiste el diálogo, construir puentes sin descalificar a los mensajeros...

Saludos

txanba payés dijo...

a jc

Gracias por la información, agradezco este tipo de informaciones ya que, los sitios que suelo utilizar de consulta, en su mayoría, no me ofrecen la información que usted me deja en mi blog. Y para eso está este espacio para intercambiar puntos de vista.

Si tenemos puntos de vista en común, no lo dudo, y que podemos tener muchas diferencias en el modo de pensar, no lo creo, quizá sean ínfimas pero las tenemos. Se sorprendería si le escribiese sobre mi vida personal y de lo que me llevó a pensar y ser quien soy.

Y en cuanto a valores que hacen que tengamos nuestro punto de vista más hacia la vías mundanas y solidarias. Nuestra sensibilidad nos lleva a rasgarnos las vestiduras cuando vemos en el cotidiano de ¿todos los días? Que en cualquier parte del planeta se cometan injusticias, y lo hacen en nombre de un dios, Jon Sobrino diría, dios de muerte y no de vida.

Me gusta leer entre líneas, sobre todo cuando alguien me ofrece la oportunidad de seguir ampliando mis conocimientos a través de información como la que usted me brinda. Tenga la certeza que personas con las que suelo coincidir desde mi apasionamiento y mi “radicalidad”, soy lo bastante “tolerante”. Sin embargo no lo soy con las personas que cometen injusticias en cualquier parte del mundo. Y más aún con los responsables de la muerte de millones niños. Saben dónde esta la solución y no hacen nada para ello.

Espero tener la oportunidad seguir manteniendo este tipo de comunicación con usted. Agradezco que me dé información y que me brinde su punto de vista.

Gracias y hasta la próxima. Por último quiero dejarle una cita de un personaje que ha influido mucho en miles de salvadoreños, espero que le suenen las palabras: “de nada sirven las reformas si van teñidas con tanta sangre” lo que sigue lo pone usted. Estas palabras en el contexto mundial, siguen vigentes.

También en el caso de el salvador... Queda mucho por hacer en el pulgarcito de América, y en el mundo también.

JC dijo...

Gracias a usted

Cromatica dijo...

Gracias por dejar huella y permitirme conocer tu casa la que encuentro cargado de humanismo.

Un abrazo

Aulo dijo...

ehh!! No conocía este blog tuyo, me alegro de haberlo encontrado, a veces el Ruido documental hace que no nos demos cuenta de lo que está en frente de nuestra nariz.
Sobre el tema, sabes de sobra que estoy de acuerdo, quiero añadir, que no creo que sea sólo una cuestión de dinero, o al menos si lo fuera, no lo comprendería, porque a fin de cuentas esta "gente" tiene dinero suficiente para vivir con los lujos que les salgan de donde sea... permitir que una sola persona muera sólo para tener más no cabe dentro de mi cabeza; en mi opinión es una cuestión más profunda y se centra si me permites que concrete, en la incomunicación, no sólo de esta "gente" sino de toda la sociedad. creo que todo es una consecuencia de un equivocadísimo modo de pensar, se cree que sujeto es lo contrario a objeto y que hay que simplificar todo lo que no sea sujeto para encontrar al sujeto verdadero, puro y así eliminamos no sólo al medio ambiente sino a los otros, que en mi opinión son una realidad inescindible del sujeto, creo que es esta escalada hacia la soledad en búsqueda de una supuesta identidad pura lo que provoca la incomunicación, el ansia de dominación, las inseguridades, la desconfianza, todas ellas son producto de la misma y permite también que ocurran una serie de cosas, no se si conoces el experimento milgram,
http://es.wikipedia.org/wiki/Experimento_de_Milgram
(No sé cómo se hacen enlaces aquí)y todos somos un poco como los profesores de este experimento, cuando hablo de incomunicación es evidente que me refiero a una comunicación de tu a tu, de abrazo, de beso, está claro que me refiero a la empatía, no sólo a discursos sobre si llueve etc...
bueno, no te mareo más, Un abrazo.