martes, 12 de junio de 2007

primera parte de:


La izquierda reformista salvadoreña, la democracia participativa y representativa, y, viceversa. ¿es posible?.

La democracia participativa y democracia representativa, en el caso salvadoreño, no funcionan. En estos momentos, tal y como está la situación política, ninguna de las dos, puede funcionar. ¿Porqué?.

Con el fin del conflicto armado en el salvador las cosas habían quedado claras a la burguesía salvadoreña pero no fue así en el caso del movimiento popular. Para la burguesía suponía continuar con su enriquecimiento a costa de las amplias mayorías. Suponía tener carta libre para imponer las pequeñas reformas que necesitaba el país e imponer los programas económicos neoliberales que le exigía el gobierno gringo, como el FMI y el Banco Mundial. Y por último suponía un respiro a los golpes que le asestaba la guerrilla a la economía del país.

Para la nueva izquierda reformista sin embargo, supuso dejar a un lado la lucha armada y hacer, desde la política parlamentaria, nimias reformas para el país. Pueden argüir, los defensores de esos cambios, que el fin de la guerra en el salvador era necesario, porque el estancamiento de la misma llevaba a un empate. Ninguno de los dos bandos saldría airoso del conflicto. Sin embargo la razón fundamental para el fin del enfrentamiento armado, para la burguesía salvadoreña era continuar con su política neoliberal, y para el FMLN apostar solo por el parlamentarismo burgués. Si los dirigentes de entonces buscaban beneficios una vez terminada la guerra estos lo conseguirían sólo con la reconversión a la política parlamentaria. Pasaban de ser un frente armado a ser un partido político más de las contiendas electorales salvadoreñas. Para ver si ha habido cambios o no, o si ha valido la pena o no... sólo hay que echar un vistazo a estos 15 años, que son los que han pasado después de la firma de los acuerdos de paz y el fin de la guerra. Esta participación política le fue condicionada al nuevo partido de la nueva izquierda reformista, desde fuera, las impusieron los norteamericanos en los diálogos llevados acabo entre la guerrilla y el Gobierno, antes de la firma de los acuerdos en México. ¿qué acuerdos fueron? sólo ellos lo saben.

Terminada la guerra, la dirigencia del nuevo partido reformista de “izquierda” se convirtió en los defensores acérrimos de su nueva actividad. Cambiaron su lenguaje radical de izquierdas a converger ideológicamente con el pensamiento de la socialdemocracia europea. Ninguno de sus dirigentes explicó donde quedaban aquellos argumentos con los se justificó el diálogo y la negociación. Nadie volvió a hablar del Gobierno de Amplia Participación (GAP), caricatura de un gobierno popular de transición que se llevaría a cabo con los sectores progresistas burgueses. Este fue uno de los discursos que se utilizaron para “convencer” o engañar a sus militantes, para que depusieran las armas. El objetivo no era otro que acabar con la guerra e iniciar así la lucha parlamentaria imitando a la socialdemocracia europea. El parlamentarismo burgués, en el caso salvadoreño, no es más que, justificar, un sistema a las órdenes del capital cumpliendo las órdenes de las corporaciones internacionales, yen alguna medida de las pírricas empresas salvadoreñas.

¿Tan ingenuos eran – y son – los dirigentes del FMLN? Esa sería una pregunta realmente interesante de responder, sin embargo, James Petras en un comentario sobre tal asunto respondía... “Yo creo que el farabundismo era un esfuerzo político electoral para construir un estado de bienestar social, ni más ni menos. Schafik (Jorge Handall, uno de los líderes del FMLN) me contaba que no había una perspectiva de socialismo, que había que modernizar al país, mejorar la productividad y se molestó cuando yo le pregunté que ante la modernidad de los capitalistas del país, ¿qué iban a tener frente a ellos; algunos beneficios sociales? Yo creo que Schafik a final de cuentas convirtió su discurso radical en un discurso de bienestar social.

“Yo hablaba con mucha gente que votó por el farabundismo y todavía están en la espera de ver los cambios que le prometieron. Todavía están pendientes porque les dicen que (los del FMLN) no tienen la presidencia (del país), no tienen mayoría en el Congreso y tienen que esperar no sé cuantos años, para elegir ‘nuestro gobierno’. Mientras, desde la paz han salido cientos de miles de salvadoreños del país porque no aguantan más, que los debates parlamentarios rinden muy poco.”

2 comentarios:

JC dijo...

Txamba:

No ha de ser sorpresa para usted que le confiese que soy un defensor (algo escéptico eso sí) de la democracia representativa (a pesar de sus múltiples defectos).

Sin embargo entiendo que el punto más bien, no es la democracia representativa en sí, sino los obstáculos que esta parece presentar a la edificación de un mundo más justo. En eso tiene razón, es legítimo y comprensible que la democracia representativa no tenga más adherencias si no consigue elevar las condiciones de vida de los más pobres y se proyecta como un "candado" de situaciones injustas

Quiero aprovechar para invitarlo a mi blog que acabo de subir el día jueves recién pasado. Es posible que algunas de mis posiciones no sean del todo de su agrado pero su visita, sus aportes, su crítica y sus reflexiones serán lo único que harán de ese lugar algo que valga la pena. Le hago en este momento una invitación muy especial para que nos honre con su visita.

Leí lo que usted me recomendó, todavía estoy pendiente con Gustavo Gutiérrez y con la relectura de la Patria del Criollo.

Gracias y saludos

Gotita dijo...

Hola mira hoy por casualidad he tenido un poquito mas de tiempo y me detuve un rato a mirar tus enlaces, descubri dos cosas jeje una que mi blog le pusiste gotitas de agua y se llama gotitas de mi alma :P y la otra es que descubri este blog.

En cuanto a tus post, ufff que se puede decir de la política de este pedacito de tierra tan hermoso que no han hecho mas que destruir y explotar cada bando a su conveniencia, lo que decis de la emigracion de compatriotas a otros paises, es precisamente eso, cuanta decepcion no contar con una derecha que se preocupe un poco mas por la gente, pero lo mas triste fueron tantos y tantos años de guerra que vivimos en carne propia y que arrancó lágrimas de sangre a nuestra gente incluyéndome, porque la mal llamada izquierda de este pais no es lo que todo aquel que les dió su voto de confianza esperaba, vaya que se decia tanto que la lucha era por el pueblo porque los derechos de la gente valieran, pero me he preguntado miles de veces dónde están todas esas promesas???? se quedaron en palabras y las palabras se las llevó el viento.

Tristemente los políticos salvadoreños solo buscan su propio beneficio, una muestra es el hecho que se cambian de partido político como se cambian ropa interior, y casos de casos, risibles muchos de ellos, pero bueno, cuando están en campaña lo mas lamentable es que se insultan unos a otros, se acusan de cada horror, y de plataformas concretas no hemos visto nada hasta hoy.

Mucha gente comenta a diario, nos preocupa que la izquierda gane mas terreno en el pais porque seguro nos va peor que a cuba y hasta peor que venezuela, porque no son maduros políticamente hablando como para llegar a tanto, con tan poco que se les ha dado mira por ejemplo los gobiernos municipales, una decepcion increible, sabes en mi municipio estuvimos 15 años con la derecha bueno y poco a poco pero el municipio prosperó bastante, antes las calles eran empedradas o de tierra y se consiguio que las pavimentaran, los servicios basicos y bueno muchas mejoras, este periodo lo ha ganado la izquierda y hasta hoy esperamos ver algun resultado de algo o al menos la continuacion de obras y nada de nada, para decirte que el señor alcalde ni se digna a venir por algunos sectores del municipio, caso contrario al anterior, el señor se metia con los trabajadores de los proyectos a ver que si se cumpliera, no te digo que era perfecto pero la gente que no piensa que no se debe tomar color cuando se trata de beneficios comunitarios quisieron dar la oportunidad de cambio y ahora lloran porque no cumplio nada de nada aun con la gente que le hizo ganar imaginate como sera con los demas.

En vista de todos esos detalles y viendo las plenarias en la asamblea, vaya que verguenza que el mundo vea eso tan pero tan carente de contenido, mas bien algunos se sientan en el curul solo para recibir la paga, ufff si nos ponemos a analizar sobre la gente que ocupa esos puestos vaya que nos sentariamos a llorar de tristeza.

Bueno confiamos en que un dia todo esto mejore, al menos para que la poca gente que nos queda aqui no se vaya y el salvador cada dia parezca mas un sitio vacacional de otros paises, y lo menos que se vea es gente salvadoreña, ya tenemos muchos empleados nicaraguences por ejemplo muchisimos, porque la paga es la mitad de lo que le pagan a un salvadoreño y nunca se quejan, porque su pais esta peor que el nuestro.

Ufff amigo ya no escribo que te lleno el blog :P saludos,